FAFHRD Y EL RATONERO GRIS, DE FRITZ LEIBER

Hoy el Morlock os acercará al mundo de Fafhrd y el Ratonero Gris, las dos principales creaciones de Firtz Leiber, uno de los más importantes escritores de ciencia ficción, terror y fantasía heroica.

FAFHRD-Y-EL-RATONERO-GRIS-01

Fritz Leiber

Fritz Reuter Leiber Jr. (1910-1992) fue un prolífico novelista estadounidense que cultivó géneros como la ciencia ficción, el terror y el género fantástico. Ganador en varias ocasiones de prestigiosos premios como el Nébula (de los que ganó 3) y el Hugo (ganó 6) entre otros. Fritz Leiber fue uno de los padres de la Fantasía Heroica (de hecho se le atribuye haber inventado el término) y es recordado principalmente por su ciclo de novelas de “Espada y Brujería” dedicados a Fafhrd y el Ratonero Gris (Fafhrd and the Gray Mouser).

Pero, ¿Quienes son Fafhrd y el Ratonero Gris?
Se cuenta que el creador de ambos personajes fue su amigo Harry Fisher, en una carta que le envió en 1934. Fritz Leiber desarrolló la idea de su amigo y así nació Fafhrd, un bárbaro norteño de 2,10 mts de estatura, romántico y casi poético al hablar, pero que recurre muy a menudo a su gran fuerza física, y el Ratonero Gris, un pequeño y enjuto ladrón que fue aprendiz de mago, cínico y descreído en apariencia pero que en el fondo es tremendamente humano y sentimental.

En 1936 se publicaba la primera de las novelas dedicadas a ambos personajes, El gambito del Adepto (Adept´s Gambit),  que iniciaba el ciclo de Fafhrd y el Ratonero Gris, compuesto por más de una treintena de relatos, y que cerraría la novela El Ratonero Desciende (The Mouser Goes Bellow), en 1988.

FAFHRD-Y-EL-RATONERO-GRIS-02La referencia a la hora de enfrentarnos por primera vez a los relatos de Fafhrd y el Ratonero Gris debe ser Robert E. Howard y personajes como Conan el Cimmerio y Kull de Atlantis, es decir, un mundo que cultural y tecnológicamente mezcla elementos de la Edad del Hierro y la Edad Media. A diferencia de los mundos mitológicos e idealizados de J.R.R. Tolkien y C.S. Lewis, donde el bien y el mal están claramente diferenciados, y donde los gobernantes son reyes-héroes justos y valerosos, Fritz Leiber (como Robert E. Howard) nos muestra un mundo mucho más realista, decadente y gris, con asesinos, prostitutas y hechiceros malvados, donde los protagonistas, Fafhrd y el Ratonero Gris, intentan sobrevivir como pueden en el día a día, bebiendo, jugando, robando, luchando y, sobre todo, viviendo aventuras y metiéndose en problemas.

En estos relatos, Fritz Leiber hace gala de su maestría al narrar sus aventuras, con historias que te cautivan y envuelven, incluso aquellas con una trama más sencilla y lineal. También se nota el buen hacer de Lieber en otros géneros, como el terror, que muchas veces hace su aparición en los relatos ofreciéndonos una mirada oscura y despiadada de un mundo donde el mal y la desesperanza están muy presentes.

Fafhrd y el Ratonero Gris son dos pícaros, quizá dos perdedores, pero tan tremendamente humanos que es imposible no sentir simpatía por ellos.

FAFHRD-Y-EL-RATONERO-GRIS-03El libro que os presento, Lankhmar I, recoge cinco relatos, Las Mujeres de las Nieves, El Grial Impío, Encuentro Aciago en Lankhmar (ganador de los premios Hugo y Nébula de 1970 y 1971), La Maldición del Círculo y Las Joyas en el Bosque, que suponen una magnífica introducción al mundo de ambos personajes. Esta edición en concreto, de Río Henares Producciones Gráficas, echa en falta alguna que otra corrección en cuanto a traducción y estilo, sobre todo hacia el final. Afortunadamente las aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris se han publicado en otras ocasiones (no tantas como nos gustaría) y con mejor fortuna. Así, de memoria, el Morlock recuerda la muy buena edición de Gigamesh, de 2013,  y, con cierta nostalgia, la magnífica edición de los años 80 de la ya extinta Martínez Roca.
En definitiva, estamos ante uno de los pilares del género de espada y brujería. Una obra maestra, que hará las delicias de quienes se acerquen por primera vez a estos personajes, y que no puede faltar en la biblioteca de ningún aficionado al género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *