ERAGON DE CHRISTOPHER PAOLINI

Hoy el Morlock os quiere hablar de Eragon de Christopher Paolini, una novela controvertida en cuanto a que levanta pasiones, tanto a favor como en contra, y ahora veremos porqué.

Empecemos por conocer al autor ¿Quién es Christopher Paolini?

Eragon-de-christopher-paolini-01

Paolini promocionando su novela

Christopher Paolini nació en California (EE.UU.), el 17 de noviembre de 1983, aunque ha vivido prácticamente toda su vida en Montana. Paolini fue educado por sus propios padres en su casa, siendo un gran aficionado a la lectura, especialmente de ciencia ficción y fantasía, con especial predilección por J.R.R. Tolkien. A los 15 años, tras escribir varios relatos y poemas, Paolini decide plasmar sus gustos empezando la escritura de una novela, que acabaría convirtiéndose en Eragon. En principio empezó a escribirla como pasatiempo, tardando un año en terminarla y otro más en corregirla, aunque finalmente, contando ya con 19 años, sería publicada por sus propios padres, dueños de una pequeña editorial, Paolini International, LLC.
Paolini recorrió EE.UU. haciendo presentaciones en bibliotecas e institutos, hasta que en verano de 2002, la novela, llama la atención del autor que su hijastro había leído durante unas vacaciones en Montanallama la atención del autor Carl Hiaasen, cuyo hijastro había leído durante unas vacaciones en Montana. Hiaasen se la recomendó a su editorial, Alfred A. Knopf Books for Young Readers, que adquirió los derechos y la publicó en 2003, iniciando una campaña publicitaria muy activa y a nivel internacional, anunciando a Paolini como “El Tolkien del S.XXI”.
El libro se convirtió en un superventas internacional e incluso tuvo su adaptación en la gran pantalla, película de la que no hablaremos en primer lugar porque hoy no toca, y en segundo lugar por evitar la ira de todos aquellos que tuvieron la desgracia de verla y cuyo recuerdo debió ser extirpado de sus mentes tras largos años de terapia.

Christopher Paolini, que actualmente tiene 30 años, es famoso por ser el autor del llamado Ciclo El Legado (The Inheritance Cycle), compuesto por la propia Eragon (2003), Eldest (2005), Brisingr (2008) e Inheritance (2011). Eragon-de-christopher-paolini-02Y lo cierto es que no podría ser famoso por otra obra, ya que estos cuatro libros componen toda su producción literaria hasta el momento, aunque, tras terminar Inheritance anunció que, tras tomarse un período de descanso, no descartaba escribir otra novela. De la saga, por supuesto.

En cuanto al argumento de la novela, en ella se nos narra cómo, en la tierra de Alagaësia, gobernada por el malvado rey Galbatorix, un huérfano adolescente llamado Eragon descubre un huevo de dragón, desencadenando una serie de acontecimientos que llevarán a la destrucción de la granja de su tío, a la muerte de este por orden del rey, y a que Brom, un viejo cuentacuentos con un misterioso pasado, se convierta en el mentor de Eragon en su venganza contra el Imperio como el último Jinete de Dragón.

 

Eragon-de-christopher-paolini-05

Paolini con los protagonistas de la película

 

¿Y qué hay de la novela? ¿Cuál es la opinión del Morlock?

Bueno, dicen que hay un libro para cada lector y un lector para cada libro, y Eragon es el ejemplo perfecto para esa frase, y ahora entenderéis porqué.

Si te gusta el género de Fantasía Heroica o Fantasía Épica, y el subgénero de Espada y Brujería, y, como al Morlock, te gusta El Hobbit y El Señor de Los Anillos de J.R.R. Tolkien; los relatos de Conan el Bárbaro, Kull de Atlantis y Bram Mak Morn de Robert E. Howard; las aventuras de Farfhd y el Ratonero Gris de Fritz Leiber; la saga de Elric de Melniboné de Michael Moorcock; el Ciclo de Terramar de Ursula K. Le Guin; el Ciclo de Mundodisco de Terry Pratchett; Las Crónicas de la Dragonlance de Weis y Hickman; las sagas de los Reinos Olvidados de Ed Greenwood, R.A. Salvatore, Elaine Cunningham, Troy Denning y otros; si te gusta Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin; si te gusta El Nombre del Viento de Patrick Rothfuss;…no te acerques a Eragon.

¿Por qué?

Eragon-de-christopher-paolini-03Pues porque Paolini escribió Eragon plasmando sus gustos literarios, los de un chaval de 15 años, como un hobby, e hizo un refrito a base de clichés o estereotipos del género.
Más concretamente, Eragon narra la misma historia que Star Wars solo que en el mundo de El Señor de Los Anillos, con la magia de Terramar y los Jinetes de Dragón de la Dragonlance.

Básicamente, Eragon nos cuenta como hace milenios el mundo era gobernado por una orden de caballeros llamados Jinetes de Dragón armados con espadas brillantes (Caballeros Jedi) que fueron traicionados por uno de los suyos, llamado Galbatorix (Darth Vader) que fundó un imperio (no galáctico, pero imperio). Sin embargo, en una granja, criado por su tío, se encuentra Eragon (Luke, aunque su nombre recuerde más a Aragorn), quién, tras la muerte de su tío a manos del Imperio, es entrenado por un viejo Jinete de Dragón llamado Brom (Obi-Wan), que le entrega una espada brillante y le enseña a usar la Magia (la Fuerza).

Por lo demás, en la tierra de Alagaësia encontramos enanos y elfos, como los de la Tierra Media, e incluso su propia versión de los Nazgul, llamados Ra’zac.

Esta absoluta falta de originalidad pesará demasiado entre los lectores aficionados al género, que seguramente se sentirán defraudados (si no estafados) al leer una historia cuyas referencias reconocerán sin demasiado esfuerzo y que, comparado con otras obras del género, es un producto bastante flojo y mediocre.
Dejando aparte la trama, Paolini comete errores que pueden atribuirse a su juventud y bisoñez. Los personajes están poco desarrollados, mal definidos y no es fácil identificarse con ellos; los diálogos son fríos, a veces hasta aburridos; la estructura es errática y desigual, notándose demasiado los gustos del autor que se detiene demasiado en las partes que le gustan y pasando por encima de las que le resultan menos interesantes o más incómodas.
También comete errores curiosos, como por ejemplo el hecho de que el Rey Galvatorix gobierne un Imperio. Alguien debería haberle aclarado algunos conceptos básicos de las Formas de gobierno: los reyes no gobiernan imperios, los reyes gobiernan reinos, y los emperadores gobiernan imperios.

Pero no todo es malo en Eragon. Paolini demuestra que sabe narrar, resultando una lectura entretenida en su conjunto, y demuestra que se ha documentado para saber de lo que habla, y hay pasajes que incluye descripciones con gran detalle y conocimiento.
Por supuesto, también hay que reconocer el mérito de Paolini al escribir esta novela a tan corta edad, aunque también hay que decir que muchos escritores ya empiezan a escribir a esas edades, solo que ellos no tienen la suerte de que sus padres les publiquen sus obras.
¿Se habría publicado Eragon de no haber tenido los Paolini una editorial propia?
Probablemente no. Si Christopher Paolini hubiera tenido que ir de editorial en editorial con su manuscrito bajo el brazo, es muy posible que le hubiesen recomendado que esperase a madurar un poco más, que puliese más su estilo, y que intentase ser más original en sus tramas y evitase referencias tan claras que a veces rozan el plagio.
Porque aunque es cierto que la campaña de marketing creada alrededor de su obra se basaba precisamente en su juventud, Paolini ya contaba con su obra publicada y ya se sabía que había tenido una buena acogida entre el público juvenil, aunque fuera a nivel local. En ese sentido era una apuesta más segura para la editorial que un manuscrito que nadie ha leído y con el que difícilmente se hubieran arriesgado.

Como decía más arriba, hay un libro para cada lector y un lector para cada libro, y Eragon es una lectura que seguramente hará las delicias de un público joven, no iniciado, al que descubrirá un mundo de magia y aventura, lo cual es estupendo si esto les sirve para adentrarse en el género y explorar obras de más calidad, enjundia y originalidad.
O para un público adulto que busque una obra ligera y entretenida, para esos días de verano en los que no apetece una lectura más densa. Para eso Eragon cumple sobradamente.

Por último, mencionar que algunos dicen que el Ciclo El Legado es a la Fantasía Heroica lo que la Saga Crepúsculo es al género de vampiros, por su repercusión en los lectores jóvenes y por el rechazo entre los aficionados más conocedores del género, pero este morlock no está del todo de acuerdo con esta comparación, porque al menos la Saga Crepúsculo aporta novedades al género, nos gusten o no, mientras que Paolini no aporta nada nuevo ni original. Y si alguien opina que “bueno, es que ya está todo inventado”, le invito a leer la Saga del Elfo Oscuro de R.A. Salvatore, El Nombre del Viento, de Patrick Rothfuss o la tan actual saga de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin, que ha saltado a la pequeña pantalla como la exitosa serie Juego de Tronos (Game of Thrones). Así podrá comprobar que el género sigue muy vivo, renovado y con obras de gran calidad. Y con autores mucho mejores y con una producción mucho mayor, ya que, mientras que Paolini en estos últimos 12 años, desde que en 2002 publicara Eragon, solo ha escrito 3 libros,  R.A. Salvatore, por ejemplo, ha escrito en ese tiempo 24 libros, Terry Pratchett 9, Ed Greenwood 5, Elaine Cunningham 11, Ursula K. Le Guin 5 y George R.R. Martin 8.

Eragon-de-christopher-paolini-04

El Tolkien del s. XXI

En cuanto a lo de “El Tolkien del S.XXI”, debo darles la razón…si se refieren a Christopher Tolkien, que se dedica a editar las obras de su padre, incluso completando alguna inconclusa, como Los Hijos de Húrin, ya que ambos, Christopher Tolkien y Christopher Paolini, publican obras basadas en los trabajos del gran J.R.R. Tolkien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *