EN LA SUPERFICIE: UN MORLOCK EN LA HEROES COMIC CON MADRID 2017

Una vez más vuestro antropoide subterráneo favorito colgó su petate al hombre y se internó en su red de túneles con rumbo a un nuevo evento: Heroes Comic Con Madrid 2017, que se celebró los pasados días 10 al 12 de noviembre en el pabellón 5 de IFEMA.

Cartel obra de Frank Miller

Para los más despistados, éste es el nuevo nombre que recibe la antigua Expocómic, después de que una nueva organización se hiciera cargo del evento, nombre que en sí ya supone una declaración de intenciones y busca claramente una mayor proyección internacional.

Otro de los cambios más destacados es el aumento de su duración, de dos a tres días, según la empresa organizadora, Easyfairs, para dar respuesta a la expectación creada y dar cabida a los miles de aficionados que querían acercarse al evento, con una asistencia de público que la propia organización ha cifrado en más de 50.000 personas.

Y sin duda la expectación creada fue enorme por los más de una treinta de invitados, entre los que se encontraban autores de cómics internacionales como Frank Miller, Bill Sienkievicz, Arthur Adams, Phil Jiménez, Kevin Maguire, Fabian Nicieza, Paul Levitz, Brian Azzarello, Mark Brooks, Paul Gulacy, Olivier Coipel o Mark Chiarello; autores de cómics nacionales, como Paco Roca o Juan Díaz Canales; y sobre todo actores como Lena Headey (Cersei Lannister en Game of Thrones) y Jenna Coleman (Clara Oswald en Doctor Who).

Así que nos dirigimos a Madrid para pasar en la Heroes Comic Con Madrid el viernes y el sábado, con la idea de aprovechar el primer día, tradicionalmente más tranquilo, para recorrer con tranquilidad el recinto y, por supuesto, conseguir firmas y fotos de los invitados, y luego el sábado, el día más potente en cuanto a afluencia de público y contenidos, disfrutar del ambiente y del evento en todo su apogeo.

Pero entremos en materia.

Llegamos al IFEMA el viernes bien temprano, a las 8:15 a.m., y en la superficie ya nos encontramos una larga cola, pese a que la hora de apertura al público era a las 9:00 a.m.

El motivo de tanta premura era sin duda el tema de las firmas, ya que el número estaba limitado a 45 por autor, para lo cual había que pedir un ticket en el stand de ECC o de FNAC (según el autor) y que se repartirían por riguroso orden de llegada hasta agotarse, y solo 1 por persona (es decir, que si querías más de una firma debías volver a guardar cola). De todo esto ya hablaremos más adelante, pues el tema de las firmas y los tickets, es uno de los (pocos) puntos negros de este evento.

Colas, colas y más colas

Por este motivo ya sabíamos los que nos esperaría nada más abrirse las puertas: Carreras y colas y más colas para conseguir tickets para firmas.

Gracias a haber madrugado conseguimos un buen número de tickets que nos aseguraban un buen botín de firmas.

Pero, aparte de stands de firmas, ¿qué más encontramos en la Heroes Comic Con Madrid 2017? Vayamos por partes, pues como todo evento hubo de todo, tanto luces como sombras.

PHOTOCALLS

Nada más entrar en el recinto nos encontramos de lleno con los photocalls de Netflix, un photocall más tradicional de la serie The Defenders, y una cabina en la que te grababan en un vídeo de 360º, rodeado de los personajes de esta misma serie, que luego te enviaban gratuitamente a tu correo electrónico.

Junto a estos encontramos un photocall de la película Justice League, en la podías fotografiarte con figuras a escala 1/1 de los protagonistas, una pantalla de fondo verde donde podías fotografiarte y aparecer como parte de la JL (y que también te enviaban gratuitamente a tu dirección de email).

Junto éstos, el impresionante Batmovil que aparece en la película.

Pero a lo largo del recinto podías encontrar más photocalls. Tenías un stand anunciando la película Spiderman: Homecoming donde podías fotografiarte junto al traje de Spiderman; tenías un photocall de The Walking Dead, con zombie incluído y donde te ragalaban un póster de la serie si te fotografiabas y subías la foto a tus redes sociales; tenías el Trono de Hierro de Game of Thrones; tenias figuras a tamaño natural de Batman, de Deadpool, o de Jabba el Hut; tenías photocall de LEGO; tenías los photocalls de Star Wars de la Legion 501; tenías parte de la exposición de Cuarto Milenio,…Era difícil no encontrar un photocall en el que no te apeteciera hacerte una foto de recuerdo.

EDITORIALES Y EDITORES

La presencia de editoriales, como es habitual en eventos grandes, era muy notoria. Todas, de las más grandes a las más pequeñas, tenían stand propio: ECC, NORMA, Planeta, Astiberri, Editorial DK, Editorial Drakul, Amigo Comics,

El Torres en su stand de Amigo Cómics dedicándole un tomo al morlock

Pero además se había organizado una recogida de portfolios y entrevistas con editores para aquellos interesados en mostrar su trabajo.

Para ello contaban, entre otros, con la presencia de Oliver Jalabert, coordinador editorial para Glenat; Larry Ganem, Vicepresidente de Relaciones con los Autores y Administración Editorial en DC Entertainment; y Rickey Purdin, Talent Manager para Marvel Entertainment.

GAMING ZONE

Los encargados de dotar de contenido a esta zona, y de generar torneos y realizar actividades para los visitantes era PureGaming junto con Gamefield, la plataforma digital de videojuegos Online.

Esta zona fue en nuestra opinión una de las sombras de este evento. La zona de Gaming en sí era muy pequeña, y estaba encajonada entre la zona comercial, la zona de juegos de mesa, y el stand de FNAC, que también había habilitado varios puestos con juegos de PC. No destacaba ni tenía un lugar destacado, y de hecho te la encontrabas casi por casualidad.

Pocos puntos de juego, mal señalizada,…muy por debajo de las grandes zonas dedicadas a los videojuegos que hemos visto en otros eventos de menor nivel, como el Mangafest de Sevilla o el Salón Manga de Jerez, por poner dos ejemplos donde esta zona tiene bastante importancia.

CHARLAS Y CONFERENCIAS

Las charlas y conferencias estaban repartidas por diferentes espacios: Conference Room, Workshops, Book Zone y Panels.

Juan Villa rodeado de sus creaciones

En estos espacios podías desde ver un visionado exclusivo de la película Liga de la Justicia; a ir a una charla sobre historia del cómic español, sobre diseño de personajes; ver en el escenario al escultor Juan Villa, con una muestra de sus trabajos para el programa de televisión Cuarto Milenio; o asistir a charlas con Kevin Maguire (moderada por El Torres), Fabian Nicieza o Paul Levitz (moderadas por Pedro Monje).

Como parte positiva la oferta era increíblemente variada, numerosa e interesante. Como negativa las actividades y las charlas se solapaban. Así, por ejemplo, llegamos a ver como Fabian Nicieza abandonaba su sesión de firmas a medias porque tenía que acudir a una charla, dejando una larga fila de aficionados que habían conseguido su ticket para su firma con un palmo de narices.

ARTIST ALLEY

El Artist Alley de la Heroes Comic Con Madrid era una zona enorme, con unos 60 puestos, pero que resultaba un poco desconcertante porque mezclaba tanto a ilustradores como a artesanos. En nuestra opinión eso no era un Artist Alley, sino un mercadillo donde podías comprar desde prints a colgantes, pulseras y fundas para el móvil.

Un Artist Alley no es eso y la organización debería haber separado a ilustradores y dibujantes de artesanos. Mal.

ZONA STAR WARS

Como es ya habitual en este tipo de eventos había una zona reservada a temática Star Wars, donde tenían su espacio asociaciones como la Legión 501 Spanish Garrison, Ludosport, y hasta un punto de venta de sables de luz.

Esta zona sin embargo estaba un poco apartada y se veía muy pobre con respecto al resto, sin las exposiciones que hemos visto en otros eventos y realmente sin nada que hacer salvo sacarte una foto con unos Jawas, unos troopers, Darth Vader o con el Emperador.

De hecho en esta misma zona había un cuadrilátero para practicar lucha libre, donde encontrábamos a la asociación Black Bear Wrestling. Una zona que, las varias veces que pasamos por allí, estuvo prácticamente vacía todo el viernes y gran parte del sábado, salvo una charla sobre historia del wrestling que impartieron para una visita escolar (las pobres criaturas tuvieron que aguantar lo que este morlock no aguantó más de cinco minutos) y algún combate simulado de vergüenza ajena y sin público.

Los chicos de Ludosport practican con el cuadrilátero vacío de fondo.

En resumen, lo apartado de la zona unido al cuadrilátero vacío y lo desangelado de la zona Star wars, a lo único que invitaban era a buscar a algo de diversión en otro punto del recinto. Muy mal.

ZONA COMERCIAL

Por supuesto la mayor parte del recinto lo ocupaba la zona comercial. Sin embargo, no encontramos aquí los típico stand clónicos, con los mismo productos chinos de imitación (camisetas, peluches, etc), sino que había stands muy interesantes, desde camisetas y pósters con temática de películas y series, que no habíamos visto antes, a props y material para cosplay, varias librerías de cómics de segunda mano, ideal para coleccionistas, y hasta venta de originales de comics.

Una zona comercial mucho mejor y más interesante que las que solemos ver en otros eventos.

ZONA FOOD TRUCKS

Aunque dentro de IFEMA hay algunos restaurantes de comida rápida, en el propio pabellón se había instalado una zona de “food trucks” donde podías encontrar desde comida japonesa a hamburguesas y pizzas. Esto te permitía tomarte un descanso y reponer fuerzas sin necesidad de abandonar el recinto y aprovechar así mejor el tiempo.

OTRAS ZONAS

Además de las zonas antes comentadas, había otras zonas como la Zona de Juegos de mesa, bastante grande y siempre llena de jugadores; la Zona Cosplay, donde se impartieron varias charlas; la Zona de Fanzines, situada de espaldas al resto del recinto pero de cara a la Zona VIP, donde estaban los invitados (¿Esto significa que estaba situada en el mejor o en el peor sitio? No acabamos de tenerlo muy claro) y la Kids Área, una zona de LEGO con piezas de construcción y vídeojuegos de ® Super Heroes Marvel, donde poder dejar a los más pequeños. Una buena idea si no fuera porque era bastante pequeña (aún más si nos atenemos a los datos que ofrece la organización sobre la afluencia de público).
INVITADOS

Dejamos para el final el gran atractivo de este evento: Los invitados.

Primero pensamos que es de justicia felicitar a la organización por el fantástico elenco de invitados que han conseguido traer, tanto por cantidad como por calidad, aunque finalmente se cayeron varios de los invitados anunciados (Bruce Timm, Paul Renaud, Greg Rucka y JG Jones). Pero esto no es achacable a la organización, ya que en todos los casos se debió a problemas ajenos a la misma.

Pese a ello también cosas muy mejorables en este apartado, en concreto en las firmas de los autores.

Como ya hemos dicho más arriba, por cada autor se repartían 45 tickets para firmas. Hubo autores que ponían un número limitado de ejemplares que firmaban, otros no pusieron límites, otros hacían sketches, unos son más rápidos, otros más lentos,… Como consecuencia los autores se quedaban sin tiempo para cumplir con las 45 firmas estipuladas. A causa de esto se dieron casos como el que antes comentamos de Fabian Nicieza, que tuvo que dejar la sesión de firmas a medias para ir a una charla.

Pero no fue el único caso. Varios autores, que en principio iban a firmar 5 ejemplares, tuvieron que reducir el número de firmas para que diera tiempo a atender a todos. Por ejemplo Bill Sienkievicz y Phil Jiménez acabaron firmando solo dos ejemplares y Arthur Adams solo un ejemplar. El caso más sangrante fue sin duda el de Frank Miller, el único para el que ECC había puesto como condición que para conseguir el ticket de firma había que comprar algo previamente en su stand, y que solo firmaría publicaciones de ECC. Esto suponía hacer un gasto extra solo por conseguir la firma del autor. Sin embargo, Miller, de las 45 firmas previstas el viernes, se quedo solo en unas 30. La organización decidió que aquellos que no habían conseguido su firma conservarían su plaza para el sábado. Esto significaba que el sábado solo se repartirían 30 tickets en vez de 45,con el consecuente perjuicio para los que tenían previsto conseguir su firma el sábado. Además aquellos que se quedaron sin su firma el viernes y que no pudieran venir el sábado perdían su firma pese al gasto hecho por la compra de un producto de ECC (incluso de la entrada si venían expresamente por la firma de Miller), y que los que no tuvieran previsto venir el sábado tuvieran que hacer el gasto adicional de comprar una entrada más.

El caso de Frank Miller es excepcional por su delicado estado de salud, pero en vista de que el problemas de las firmas era generalizado, pensamos que es necesario darle una colleja a la organización en este apartado. En nuestra opinión, cuando organizas una firma de ejemplares o bien optas por que la sesión de firmas dure un determinado tiempo, y entran los que entran, o bien optas por que se firme a un número concreto de personas, se tarde lo que se tarde. Pero mezclar ambas opciones es un tremendo error, sobre todo si los invitados tienen varias actividades programadas.

Con Arthur Adams

 

Con Bill Sienkievicz

 

Con Olivier Coipel

 

Con Phil Jiménez

Mark Brooks

Juan Díaz Canales

Brian Azzarello

El otro gran atractivo de la Heroes Comic Con Madrid era los actores y actrices invitados.

Jenna Coleman

De los 4 invitados no todos despertaban el mismo interés. Stefan Kapičić (que prestó voz y movimiento al Coloso hecho por CGI de la película Deadpool) e Ingvild Deila (que sirvió de modelo para el modelo en 3d de la Princesa Leia que vimos en la película Rogue One) no despertaban ni mucho menos la expectación que despertaban Lena Headey  y Jenna Coleman.

Lena Headey

Una gran pega era el precio tanto de la foto como de la firma de los invitados, que en el caso de Lena Headey y Jenna Coleman era de 45€ por cada concepto (es decir, si querías foto y firma te salía por 90€).

Que los actores cobren por fotografiarse con ellos y por firmar es algo normal en los eventos que se celebran en el extranjero, y en el caso que nos ocupan eran precios hasta baratos (por ejemplo, en la última Star Wars Celebration de Londres, Mark Hamill cobraba 125$ por firma, lo mismo que ha cobrado Stan Lee en la última Megacon de Orlando). El problema es que en España aún no estamos acostumbrados a esos usos, y más de uno se ha quejado amargamente.

Nuestro consejo: Acostumbraos porque esto va a ser lo normal de aquí a nada, así que ya sabéis, a ahorrar para el año que viene.

Y para finalizar, solo decir que Heroes Comic Con Madrid ha conseguido su objetivo de convertirse en referente nacional y, por qué no, internacional. Habrá que ver que nos trae en la próxima edición y cómo sale su siguiente evento, Heroes Comic Con Valencia. ¿Es mejorable? Po supuesto. Pero a día de hoy podemos decir que España al fin tiene una Comic Con con todas las letras, y al nivel de las que se hacen fuera de nuestras fronteras. Nosotros volvemos a nuestros túneles ansiosos de volver el año que viene.

El morlock hasta tuvo tiempo de contratar un nuevo abogado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: