TOP TEN, DE ALAN MOORE, GENE HA Y ZANDER CANNON

No descubrimos nada al afirmar que Alan Moore es uno de los mejores guionistas de comics de habla inglesa. Para muchos es sencillamente el mejor. Su excelente trayectoria está sembrada de obras que, de un modo u otro, han logrado marcar el devenir de la industria durante años. Por eso la creación de su propio sello editorial, America Best Comics (o ABC comics), en 1999, fue una noticia que la mayoría del fandom acogió con los brazos abiertos.

Una de las primeras obras de este sello, para el que Moore también creó títulos como The League of Extraordinary Gentlemen, Tom Strong o Promethea, fue Top Ten.

TOP-TEN-DE-ALAN-MOORE- GENE-HA-Y-ZANDER-CANNON-01
Si en Watchmen Moore jugaba con la idea de cómo serían los superhéroes si existieran realmente y cómo afectaría esto al mundo, en Top Ten le da otra vuelta de tuerca y plantea como sería el mundo si TODOS sus habitantes tuvieran superpoderes, o algún objeto o artefacto que le otorga habilidades fuera de lo común.

La acción se sitúa en la ciudad de Neopolis, y los protagonistas serían los policías de la comisaría del Distrito 10, el peor de la ciudad, que intentan mantener la ley y el orden en una población superpoderosa y, en muchos casos, ingobernable. Una misión que a veces parece totalmente imposible pese a que los agentes de la ley, como todos los habitantes de la ciudad, también tienen superpoderes o habilidades especiales, aunque esto no evita que a veces se vean claramente superados en su trabajo.

TOP-TEN-DE-ALAN-MOORE- GENE-HA-Y-ZANDER-CANNON-04

Top Ten es un híbrido entre un cómic de superhéroes y una serie policiaca al estilo de Hill Street Blues (conocida en España como Canción triste de Hill Street) en la que Moore emplea el clásico sistema de introducir un nuevo personaje (en este caso una policía novata) para mostrarnos a través de sus ojos, y con los diferentes casos que investigan como hilo conductor, como es la ciudad, la comisaría y los otros personajes.

Top Ten es una serie coral, en la que los secundarios de un número son los protagonistas del siguiente, de manera que poco a poco nos vamos familiarizando con sus motivaciones, virtudes y defectos, y donde Moore realiza un trabajo para dotar de profundidad a cada personaje totalmente impecable.TOP-TEN-DE-ALAN-MOORE- GENE-HA-Y-ZANDER-CANNON-05

Otros alicientes de la serie son, por un lado, el perfecto equilibrio entre comedia y drama, que pueden llevarte de la risa ante las situaciones totalmente surrealistas a la que deben enfrentarse los protagonistas, al impacto de una muerte, porque no olvidemos que la serie trata de policías que se enfrentan a criminales que varían desde el carterista que roba al descuido a los turistas, hasta el psicópata asesino en serie.

TOP-TEN-DE-ALAN-MOORE- GENE-HA-Y-ZANDER-CANNON-03

Pero Moore no sería Moore sin polémica. Por eso en Top Ten se tratan temas tan serios como la discriminación, el racismo y los prejuicios. Así, encontramos un discurso claro en defensa de la dignidad de todas las personas, indistintamente de su raza, creencias o su orientación sexual, hilando tan fino como para diferenciar la pedofilia de las relaciones consentidas con menores maduros, o justificando situaciones más extremas, como las relaciones con seres artificiales e incluso comportamientos que rayan en la zoofilia.

Pero además de un grandísimo guión, la serie nos ofrece el plus del extraordinario trabajo gráfico realizado por Gene Ha y Zander Cannon, que realizan un trabajo realmente titánico al llenar de detalles cada viñeta. Detalles que son otro aliciente más, ya que en ellas encontramos infinidad de homenajes y “cameos” de personajes de los cómics el cine y la televisión, desde Asterix y Obélix, hasta Las Supernenas o Marvin, el marciano de Warner.
Es tal la cantidad de homenajes escondidos en sus viñetas que varias revistas especializadas, como Wizard, le han dedicado artículos, y no son pocas las webs dedicadas a descubrir y catalogar cada referencia.

TOP-TEN-DE-ALAN-MOORE- GENE-HA-Y-ZANDER-CANNON-02
Top Ten consiguió el premio Eisner a la mejor nueva serie, y Alan Moore consiguió el Eisner al mejor guionista, dos premios que aunque merecidos, nos parecieron cortos al no premiar de igual manera el trabajo gráfico de Ha y Cannon.
Una serie imprescindible para los amantes de los superhéroes y para los que buscan algo más que las historias habituales del género.

Para terminar, aquí os dejamos las declaraciones de los propios autores hablando de Top Ten, porque ¿Quiénes mejor que ellos para descubrírosla?
Alan Moore:
“La razón tras todo esto es intentar realizar algo ya conseguido en otros géneros y medios, pero que, hasta donde llegan mis conocimientos nunca antes se ha intentado en una serie protagonizada por un grupo de superhéroes. A saber, ¿sería posible dotar a un equipo de superhéroes del mismo tipo de ‘drama de conjunto’ que alguien como Stephen Bochco consigue en Hill Street Blues y el resto de sus series? Si en lugar de una comisaría repleta de policías cuyas historias se cuentan de pasada o continúan y se examinan más detenidamente en el curso de un drama con profusión de arcos argumentales, ¿qué ocurriría si tuvieras un reparto de, digamos, unos 10 superhéroes, e hicieras lo mismo con ellos? En lugar de los criminales presentados en Hill Street Blues, podríamos conjurar una enorme cantidad de supercriminales que incluiría desde el superequivalente de los grandes señores del crimen hasta el de los llorones adictos al crack. Los episodios de interés humano podrían ser tan ricos como divertidos, quizás incluso más divertidos…si incluyeran a personajes con ropa interior larga en lugar de a gente ordinaria.”
“Top Ten es el [título de ABC Comics] que está más cercano del superhéroe tradicional. Se trata de tomar un planteamiento tradicional del cómic de superhéroes y llevarlo a un extremo tal que se convierta en algo totalmente distinto. Si la pregunta detrás de Watchmen era ‘¿Qué pasaría si en la vida real existieran superhéroes?’, en Top Ten la pregunta sería ‘¿Qué pasaría si solo existieran superhéroes? ¿Qué pasaría si todo el mundo fuera un superhéroe?’. Está claro que, si todo el mundo fuera un superhéroe, muy pocos de entre ellos lucharían contra el crimen, porque no podrían ganar dinero con ello, la gente tendría que tener un trabajo. Así que estamos en una ciudad en la que todo el mundo es un superhéroe, porque, seamos claros, la mayoría de los superpoderes resultan bastante inútiles. Si puedes lanzar rayos de calor por los ojos, a lo máximo que podrías aspirar sería a impresionar a las chicas encendiendo cigarrillos a distancia. Claro que también podrías hacer mucho daño, pero a la mayoría de la gente no le apetece hacer eso. Así que lo más seguro es que acabaras trabajando de pinche de cocina o algo así. Si pudieras moverte a supervelocidad, lo más seguro es que acabaras como repartidor de pizzas. Así que nos encontramos con una ciudad llena de superhéroes, y lo que intento es centrarme en la idea que tengo de que un grupo de superhéroes no puede funcionar de modo alguno. Lo que he hecho ha sido fijarme en cómo trabajan en Hill Street Blues, donde había una gran cantidad de personajes y se desarrollaban cinco o seis líneas argumentales a la vez y todo parecía funcionar bien. Y me pregunté: ’¿Podría hacer eso con los superhéroes?’. Y entonces me planteé hacerlo con un grupo de superhéroes policías, pero el problema es que así no íbamos a ser capaces de lograr el realismo que se alcanzaba en Hill Street Blues. Así que mezclamos esa idea con la de que todo el mundo fuera un superhéroe. Así fue la génesis de la idea, el punto de partida. Y está resultando realmente divertido.”

Gene Ha:

“Muchas series de aventuras tratan acerca de la gloria. Te enfrentas al enemigo, lo derrotas con valentía y sabes que eres poderoso y una buena persona. Top Ten trata acerca de cómo arreglárselas. Es lo que hace la gente de verdad. Los problemas no se resuelven de una manera tan sencilla como pegar a tus enemigos. Incluso los antiguos nazis no son demoníacos. Te enfrentas a los compañeros de tu empresa, intentas hacer tu trabajo, y esperas haber hecho más bien que mal al final del día. Creo que ésa es la razón por la que puedo pasarle Top Ten a amigos míos que no leen comics y les encanta. Aunque trata sobre gente con ropa ajustada y superpoderes, la manera en que se enfrentan al mundo no suena falsa o demasiado simplista.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: