STAR TREK: LEONARD MCCOY, MÉDICO FRONTERIZO

Decir que Star Trek no es tan conocido en España ni tiene tantos seguidores como Star Wars es una obviedad.
Visto objetivamente, resulta curioso que el universo Star Wars, que a día de hoy se compone de 6 películas y 5 series de animación (Droids, Ewoks, Clone Wars, The Clone Wars, y Rebels) supere tan claramente en popularidad a las 12 películas, 5 series de televisión (ST: La serie Clásica, ST: La Nueva Generación, ST: Espacio Profundo 9, ST: Voyager y ST: Enterprise) y 1 serie de animación (ST: The Animated Serie) que componen el universo “trekkie”. Y si tenemos en cuenta que durante más de dos décadas el universo Star Wars se limitó a solo 3 películas y 2 series de animación, ese desfase de popularidad se hace aún más evidente.
Incluso si hablamos de otros productos, como comics, juegos de rol, etc, irían a la par.
Pero cuando vemos el trato que han recibido una y otra franquicia en España, las cosas quedan mucho más claras.
En nuestro país solo se han llegado a emitir algunas de las 5 series que a día de hoy componen el universo Star Trek, quedando otras inéditas, y las que se han emitido lo han hecho solo en algunas televisiones autonómicas, y, en algunos casos, de manera incompleta. Tanto es así que series como Star Trek: Voyager solo puede encontrase en inglés o en español neutro o latino, no ha llegado a ser doblada en nuestro país.
En Estados Unidos, evidentemente, el caso es bien distinto, y el universo Star Trek, surgido de la mente de Gene Roddenberry en 1966, forma parte importante de la cultura popular e incluso de la historia del país en los convulsos años 60, relacionándose con nombres tan ilustres como Martin Luther King o, más recientemente, con Stephen Hawking. Pero esa es otra historia.

En los últimos años, Star Trek ha ganado algo más de popularidad entre los más jóvenes gracias al “reboot” de 2009, que de la mano de J.J. Abrams sufrió un cambio estético (y hasta conceptual) para convertirse en un “blockbuster” al más puro “estilo Abrams” (muchas explosiones, cegadores destellos y reflejos en la pantalla, etc).

Pero para el trekkie veterano, la serie clásica siempre será especial, tanto por ser el comienzo de la historia como por personajes tan emblemáticos y queridos como el Capitán James T. Kirk, el Sr. Spock, el doctor Leonard McCoy, Scotty, Sulu, Chekov y Uhura.
Por eso, que se publique un comic protagonizado por el doctor McCoy, el original, no solo es una gran noticia, sino que en este caso es un auténtico lujo.

Star-Trek-Leonard-McCoy-Medico-Fronterizo-01
Y es que esta miniserie viene de la mano de uno de los grandes nombres del mundo del comic, John Byrne. El veterano autor, que aquí ejerce de dibujante y guionista, al que todos recordaréis por ser el artífice de algunas de las mejores etapas de comics tan emblemáticos como X-Men, Los Cuatro Fantásticos o Superman, y de series tan personales como Hulka, Alpha Flight o Next Men, manda un mensaje claro a aquellos que en los últimos años situaban en el ocaso de su carrera y señalaban el declive de su arte: El John Byrne de siempre está aquí.

El tomo que reseñamos contiene los números 1 a 4 de la serie. La acción de Star Trek: Leonard McCoy, Médico Fronterizo, se sitúa en la franja de tiempo que iría desde el final de la serie de televisión hasta la primera película. El trabajo de Byrne en esta serie solo se puede calificar de extraordinario. Como guionista nos demuestra que es un gran conocedor de la serie. Primero por las historias, muy al estilo “Star Trek”, en las que la exploración y descubrimiento de nuevos mundo y civilizaciones es aquí el eje principal, aunque, evidentemente, adaptado a que el protagonista es médico. Por eso, el doctor McCoy, deberá enfrentarse, en mundos situados en la frontera de la Federación de planetas, a enfermedades desconocidas y emergencias médicas que pondrán a prueba las capacidades del cascarrabias McCoy, además de poner en peligro su vida y la de su equipo.
En segundo lugar, Byrne utiliza los cameos de otros protagonistas de la serie clásica para hacernos sentir que estamos en un universo que conocemos muy bien. Cameos que no chirrían en absoluto, estando completamente integrados en la historia. Así, encontraremos protagonistas de la serie clásica de tv, como el ahora almirante Kirk y el ingeniero Scotty, así como secundarios, como la que fue la asistente de McCoy en la serie, la enfermera Christine Chapel, y otros personajes aparecidos en la serie, tanto amigos como enemigos. Hay que destacar que, aunque estos personajes son claramente reconocibles a simple vista, John Byrne huye de cualquier intento de copia “fotográfica” de los actores. Son ellos, pero al estilo de Byrne.

Star-Trek-Leonard-McCoy-Medico-Fronterizo-02
Y si el guión de Star Trek: Leonard McCoy, Médico Fronterizo es una notable adaptación del espíritu de Star Trek llevada al comic, el dibujo es realmente sobresaliente.
John Byrne demuestra estar en plena forma y saca partido a los que siempre han sido sus puntos fuertes, como el diseño de la tecnología o esos los fondos tremendamente detallados.
También notamos el profundo conocimiento, además del amor y respeto de Byrne por el universo de Star Trek. Y lo notamos tanto en el cuidado al detalle a la hora de dibujar los uniformes, vehículos y la tecnología de la Federación de Planetas, lo que te sumerge por completo en ese universo tan conocido, como en la contención en el dibujo. Y con contención quiero decir que Byrne huye de la estética “superheroica”, que aquí habría supuesto un gran error. Nada de poses forzadas, ni proezas físicas, ni grandes efectos visuales, ni la típica splash page (dibujo a página completa) de personajes hipermusculados con dientes apretados. Es decir, ni más ni menos que lo que podríamos ver en la pantalla al revisar la vieja serie de los 60.

Star-Trek-Leonard-McCoy-Medico-Fronterizo-03

Humor, ciencia ficción de primera, John Byrne, Leonard McCoy y Star Trek. ¿Qué más se puede pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: