MORLOCKONFIDENCIAL: ATENTADO CONTRA “CHARLIE HEBDO”

Como ya sabréis todos a estas alturas, ayer, en París, a eso de las 11:30 de la mañana, tres terroristas yihadistas entraron en las oficinas de la revista humorística satírica Charlie Hebdo armados con fusiles automáticos y la emprendieron a tiros con las personas que allí se encontraban, con el resultado de 12 muertos y 11 heridos, cuatro de ellos de extrema gravedad. Entre los fallecidos se encontraban Stéphane Charbonnier, más conocido como Charb, director y dibujante de Charlie Hebdo, Jean Cabut, que firmaba como Cabu, Bernard Verlhac, más conocido como Tignous y Georges Wolinski, todos ellos viñetistas de la publicación, así como Bernard Maris, prestigioso economista, periodista y habitual colaborador de la revista.

morlockonfidencial-charlie-hebdo-01

Stéphane Charbonnier, Charb

No existe justificación o excusa posible para una acción tan despreciable y criminal. La religión es solo un disfraz bajo el que se esconden estos fanáticos. Otros escudan sus acciones intentando darles un sentido político, racial o sexual. Pero no nos engañan. Son enfermos, y su radicalismo no tiene nada que ver con las banderas que enarbolen o las consignas que griten. Matarían igualmente por su dios que por su raza, su ideología o su equipo de fútbol. Su mente enferma no les permite entender que así no conseguirán nada, solo hacernos más fuertes y reafirmarnos en nuestras convicciones, en la creencia de que sin libertad de expresión no puede existir el estado de derecho y la democracia, y en nuestro derecho a denunciar y oponernos a los extremismos. Su mente enferma nunca pudo entender el mensaje de Charlie Hebdo, porque el sentido del humor está directamente relacionado con la inteligencia, y fanatismo e inteligencia son conceptos opuestos.

Desde “Memorias de un Morlock” queremos hacer llegar nuestro apoyo a los compañeros de la revista Charlie Hebdo, nuestro cariñoso recuerdo a Charb, Cabu, Tignous, Wolinski, y a todas las víctimas del atentado, y nuestras condolencias a sus familiares, amigos y compañeros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *