LOS MICRONAUTAS, DE MANTLO Y GOLDEN

El año 1979 vieron la luz dos de las series más recordadas y míticas publicadas por Marvel en la década de los 80: ROM, Spaceknights, y The Micronauts, Los Micronautas. Estas dos series compartían su temática espacial, aprovechando el auge de este género gracias a Star Wars, y su origen, ya que ambas se inspiraban en juguetes.

De la serie de ROM, que debutaba en diciembre de 1979, con guión de Bill Mantlo y dibujo de Sal Buscema, ya hemos hablado en este mismo blog, así que hoy queremos dedicar esta reseña a los héroes más diminutos del universo Marvel, Los Micronautas.

LOS MICRONAUTAS DE ¿MEGO?

Resulta curioso lo extendida que está la creencia que el origen de Los Micronautas está en unos juguetes creados por MEGO Corp. Este es un dato que hemos visto muchas veces reproducido en artículos, tanto en revistas y webs especializadas como en blogs.

Lo cierto es que MEGO no creó los juguetes en los que se basaron Los Micronautas, solo se hizo con los derechos para venderlos en los USA, cosa que hizo con Marvel. El origen de Los Micronautas lo encontramos en la compañía japonesa Takara, que fue la creadora de la línea de muñecos, llamada originalmente Microman, cuyo concepto era bastante similar al desarrollado más tarde por Marvel. Como curiosidad, la gama de muñecos Microman de Takara iban acompañados de unos robots de apoyo que se convertían en objetos, para que los niños que jugaban con los Microman los pudieran ocultar en su habitación. Estos robots son el origen, como ya os habréis imaginado, de la línea clásica de Transformers, la más famosa línea de robots transformables junto a Diaclone, ambas de Takara.

Como ya decíamos, MEGO se hizo con los derechos para la venta de los muñecos en los USA, e incorporaron a la línea otros juguetes que no tenían nada que ver con la serie original, como muñecos del robot Kotetsu Jeeg, a los que cambiaron los colores y pintaron de blanco y de negro. Ni siquiera respetaron los nombres originales, de los que solo conservaron el de Time Traveller y el de Acroyear.los-micronautas-de-mantlo-y-golden-05

LOS MICRONAUTAS, EL CÓMIC

La década de los 70, Marvel Comics se convierte en pionera al ser la primera editorial en adaptar una película al cómic con El Planeta de los Simios, en 1974. A esta adaptación seguirían otras, como, 2001, Una odisea en el espacio, en 1976, y, muy especialmente, Star Wars, en 1977, serie que literalmente salvó a Marvel de la quiebra, como ya os contamos en otro artículo.

La década de los 80 se convirtió en la de mayor auge en cuanto a adaptaciones de películas, pero el éxito de la serie de Star Wars llevó a Marvel a buscar nuevas historias dirigidas a ese público ávido de aventuras espaciales. Y así, Marvel puso su punto de mira en la industria juguetera y en una línea de muñecos espaciales.

Los Micronautas sería la serie que abriría la veda, y a lo largo de la década de los 80 la seguirían otras como la ya mencionada ROM, o las también míticas Transformers o G.I.Joe.

Marvel, tras conseguir los derechos de MEGO para la publicación del comic, encargaría la labor de crear y desarrollar una trama espacial al siempre eficiente y nunca lo suficientemente valorado Bill Mantlo (quién guionizaría también la serie de ROM), y la parte gráfica a un brillante Michael Golden, que se daba a conocer para el gran público en esta serie y cuyo trabajo influiría en otros dibujantes durante las dos décadas siguientes.

Cuenta la historia que fue el propio Bill Mantlo el que, tras ver los muñecos en una juguetería, convenció a Jim Shooter para que consiguiera la licencia.

En enero de 1979 se publicaba The Micronauts #1, con portada de de Dave Cockrum. La trama creada por Mantlo bebía de las Space Operas clásicas del género de la Ciencia Ficción y, por supuesto, de su exponente más famoso, Star Wars. Bill Mantlo quería haber guionizado la serie de Marvel de Star Wars, y sobre el lienzo en blanco de estos juguetes volcó toda su imaginación e hizo realidad todas las ideas que no pudo hacer realidad con la saga de George Lucas.los-micronautas-de-mantlo-y-golden-01

Golden, por su parte, rediseñó los uniformes de Star Wars como si de superhéroes y supervillanos se tratara. Así, nos encontramos a un villano con armadura de negra (como Darth Vader), rebeldes, naves espaciales,…

El cómic nos narraba las aventuras de un grupo de rebeldes, encabezados por el valeroso Comandante Arcturus Rann, quien tras un periplo de 1.000 años, regresaba a su hogar, Mundo Origen, para descubrir que este se encontraba bajo el dominio del tirano Barón Karza, su antiguo mentor, quién había asesinado a sus padres poco después de iniciar su viaje.

El Comandante Rann (una mezcla de Luke Skywalker y Obi Wan Kenobi) se enfrentaría a Karza (Darth Vader) acompañado de la tripulación de su nave, la Endeavor. Dicha tripulación estaba compuesta por Biotron y Microtron (un trasunto de C3PO y R2D2), la princesa Marionette (su amante y una referencia evidente a la Princesa Leia), el guerrero Acroyear y el insectoide Bug (los Han Solo y Chewbacca del grupo). Incluso hay una “Fuerza enigma”, una fuerza todopoderosa e invisible que el héroe intenta controlar.

Pero los Micronautas tenían algo especial, algo único y diferente: sus aventuras se desarrollaban en el Microverso, un universo microscópico contenido en el interior de una molécula. Mantlo y Golden consiguieron recrear todo un universo lleno de culturas extraterrestres de manera creible, y además, cuando Los Micronautas viajaron a “nuestro universo”, tuvieron el acierto de hacer que los protagonistas conservaran el tamaño de los muñecos, a escala 3 ½ , que Golden utilizaría con gran maestría, dando lugar a escenas realmente geniales en las que un perro es un monstruo gigantesco, un cortacésped es una gigantesca máquina de la muerte, o donde el patio trasero de una casa slos-micronautas-de-mantlo-y-golden-03e convierte en el campo de batalla de varias naves espaciales. Algo que dejó alucinados a los jóvenes lectores de la época.

La serie regular de Los Micronautas duraría 59 números, publicados entre 1979 y 1984, y tendría dos anuales. Los Micronautas no tardaron en integrarse en el Universo Marvel, y así les veríamos junto al Hombre-Cosa y el Capitán Universo.

Pese a ser recordada por el excepcional trabajo de Michael Golden, lo cierto es que este solo dibujó los 12 primeros números de la serie, siendo sustituido (tras un apoteósico número 12 en el que asistiríamos a un enfrentamiento a muerte entre Acroyear y Shaitan) por Howard Chayking, quien dibujaría los números 13 al 18, antes de ser sustituido a su vez por Pat Broderick, de los números 19 al 34.

Con Broderick la serie se centraría más en sus aventuras en el Microverso y en profundizar más en personajes como Acroyear y Bicho.

Pero la vuelta del grupo a Mundo Origen no supuso darle la espalda al resto del Universo Marvel. Así, en el número 17, Los Micronautas se enfrentarían a Psicoman con la ayuda de los Cuatro Fantásticos; en el número 20 serían visitados por el Hombre Hormiga, y, de vuelta en la Tierra, Los Micronautas se enfrentarían a amenazas como el Hombre Planta o el Hombre Molécula. En esta etapa la serie fue tomando un rumbo más serio, las historias se volvieron más grises, más serias, y nuestros héroes sufrieron la pérdida de uno de sus miembros, Biotron, durante el enfrentamiento entre el Comandante Rann y el Barón Karza por conseguir hacerse con “la Fuerza Enigma”.

A la etapa de Broderick seguiría un auténtico baile de autores, entre los que destacaría Gil Kane (números 40 a 45) y Jackson Guice (números 48 a 58), etapa en la que nuestro héroes seguirían interactuando con otros personajes de Marvel, como Rondador Nocturno, el Dr. Doom, Arcade e incluso la organización SHIELD, y que acabaría con el regreso de Biotron.los-micronautas-de-mantlo-y-golden-04

El número 59 sería el último de Bill Mantlo, que abandonaría la serie por todo lo alto, con la derrota de Karza, no sin antes atar los cabos sueltos y ofrecernos alguna muerte heroica. Con la muerte de Karza nuestros héroes parecían haber encontrado la paz.

La marcha de Bill Mantlo supuso de facto el fin de la serie original.

A este número seguiría el número 59, que serviría de puente para una nueva serie, The Micronauts: The New Voyages, obra de Peter Gillis y Kelley Jones, que duró 20 números, publicados entre 1984 y 1986, y que se centraba en aventuras pasadas de Los Micronautas, a modo de flashbacks.

Los Micronautas siguieron apareciendo por todo el Universo Marvel, en series como Cable o Alpha Flight), siendo probablemente su aparición más recordada la miniserie de cuatro números que compartieron con los X-Men.

Finalmente Marvel perdió los derechos de publicación, tanto del nombre Micronautas (lo que provocó que aparecieran en la serie del Capitán Marvel de Peter David bajo el nombre de “Micrones”) como sobre los personajes.

Finalmente los derechos sobre Los Micronautas fueron adquiridos por Image Comics, que publicó una serie limitada de escaso éxito.los-micronautas-de-mantlo-y-golden-02

Bill Mantlo y Michael Golden crearon uno de los mejores comics de ciencia ficción y, probablemente, el más cautivador visualmente, y por eso pese al tiempo transcurrido, son muchos los aficionados que siguen (que seguimos) esperando el regreso del Comandante Arcturus Rann y sus compañeros. ¿Volveremos a verlos recorriendo el Microverso? Esperamos que, si es así, su regreso se produzca de una forma digna, acorde con su pasado y esa mítica serie de los 80 que todos recordamos con cariño y nostalgia.

2 Comentarios
  1. Hace 3 meses
    El Juguetionista

    Hola. Muy bueno el informe. Pero la compañia no es “Tanaka” sino “Takara”. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: