HABLANDO DE MARVEL COMICS: PERSONAJES MALDITOS (III)

Hoy en HABLANDO DE MARVEL COMICS: PERSONAJES MALDITOS (III) continuamos repasando la atribulada existencia de la pobre Rahne Sinclair, alias Wolfsbane (Loba Venenosa), víctima de los caprichos de los guionistas de MARVEL COMICS que parecen decididos a volcar en ella sus más sádicas ideas.
Es el momento en que reaparece un amor del pasado, el príncipe lobo Hrimhari de Asgard, renacido en la Tierra tras el Ragnarok, quién localizó a Rahne con la intención de reiniciar su relación. Esta le confesó que había hecho cosas horribles (como ya vimos en la anterior entrega de HABLANDO DE MARVEL COMICS: PERSONAJES MALDITOS). Él la ayudará a perdonarse a sí misma  y mantendrán relaciones sexuales. Wolfsbane quedó embarazada, pero su cuerpo rechazaba al bebé, hibrido de mutante y dios nórdico, poniendo su salud en peligro.

dias-del-futuro-pasivo-personajes-malditos-loba-venenosa-04Hrimhari y X-Force acudieron a la isla refugio de mutantes llamada Utopía, que estaba siendo atacada por Selene. Hrimhari localizó a Elixir, el exnovio de Rahne, en coma, y Wolfsbane a punto de morir. Hrimhari invocó la ayuda de la diosa de la muerte Hela para que salvara a Rahne y su futuro hijo. Hela accedió a salvar el alma de uno de los dos, a cambio del alma de Hrimhari. Este intentó jugar con una baza pidiendo que salvara a Elixir. Antes de partir con Hela, pidió al joven que salvara a Wolfsbane y al bebé con sus poderes curativos. Wolfsbane se recuperó, y ayudó al resto de la isla a derrotar a Selene.
Wolfsbane regresó con Factor-X embarazada, donde descubrió que Rictor y Estrella Rota mantenían una relación homosexual. Sintiéndose insegura y sola, Rahne hizo que Rictor creyera ser el padre de su futuro hijo. Estrella Rota terminó por descubrir que el verdadero padre era Hrimhari, pero Rictor lo había deducido cuando un escáner había revelado que bebé era de origen místico. Wolfsbane confesó sentirse responsable de la homosexualidad de Rictor al haberle dejado. Tras una conversación, ambos se reconciliaron. Poco después, un demonio devorador de pecados intentó hacerse con el hijo de Rahne. El fantasma de Feroz apareció ante la joven revelando que dioses caninos y felinos tenían interés en el hijo de la joven. Rahne escapó para acabar siendo capturada por el hermano de Hela. Ante este, dio luz a su hijo, que nació saliendo de la boca de Wolfsbane y mató a sus captores. Wolfsbane está completamente asustada,  rechaza a su hijo recién nacido y se dice a sí misma que se trata de un castigo divino por los pecados que cometió mientras estuvo en X-Force. Jack Russell, el Hombre lobo, adoptará a su hijo y cuidará de él. Wolfsbane siente terribles remordimientos por haber abandonado a su hijo, y aunque parece normal en las misiones, se aísla de sus compañeros de equipo. Polaris y Siryn se llevan de paseo a Wolfsbane para evitar que siga atormentándose con sus recuerdos, pero termina por recordar su misión con X-Force en la que devoró a su padre.

En resumen, una infancia traumática de fanatismo y culpa, novios que mueren o resultan ser homosexuales, borrados de memoria y manipulación mental, pérdida de poderes o falta de control sobre los mismos, canibalismo y parricidio, embarazo y posterior “parto” por vía oral, trauma por abandono del hijo…..¿Qué más le puede pasar a la pobre Rahne?

Bueno, eso queda en manos de los guionistas que parecen empeñados en ver quién llega más lejos con este pobre personaje.

1 Comentario
  1. Hace 1 mes
    San

    Esta pal culebrón mejicano,wey

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: