PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: X-MEN, DE CAMERON A SINGER (PARTE III)

Hoy en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: X-MEN DE CAMERON Y WHEDOM (PARTE III) continuamos hablando de los distintos proyectos que se barajaron para hacer una película de los X-Men antes de la llegada de Bryan Singer. Proyectos en los que estuvieron involucrados nombres como James Cameron, Robert Rodríguez o Joss Whedom.

En nuestra anterior entrega, vimos como el proyecto de Andrew Kevin Walker, de 1994, pese a gustar en el estudio, era desestimado por resultar demasiado costoso para llevarlo a la gran pantalla.

PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-02 El 18 de agosto de 1995, menos de un año después del proyecto de Walker, 20th Century Fox ya tenía un nuevo guión, firmado por Laeta Kalogridis. Aunque en 1995 aún no era muy conocida, Laeta Kalogridis sería más tarde la guionista de Night Watch, Pathfinder, Shutter Island (de la que también fue productora ejecutiva) o, este mismo año, de Terminator Genisys.

El guión de Kalogridis contaba como el Profesor Xavier y sus X-Men (Cíclope, Tormenta, Jean Grey, Bestia y Gambito) encontraban a Wolverine, quién ha perdido la memoria tras ser sometido al experimento que forró de adamantium sus huesos. Prácticamente al mismo tiempo, una chica llamada Jubilation “Jubilee” Lee, empieza a manifestar sus poderes mutantes. Ambos acabarán en el equipo y tendrán que enfrentarse a Magneto y su Hermandad de Mutantes (Pyro, Dientes de Sable, Blob, Mistica, y la Bruja Escarlata), que pretenden acabar con la humanidad con el virus Legado.
El guión está lleno de acción (en la que destaca el enfrentamiento entre Wolverine y Dientes de Sable y el de Wolverine contra Magneto en el clímax de la película) y refleja bastante bien lo que se podía ver en la popular serie de animación de los X-Men de estos años, aunque quizás la historia estaba algo comprimida.

El proyecto de Laeta Kalogridis era menos ambicioso y costoso que el de Andrew Kevin Walker, y la trama era mucho más simple, lo que lo convertía en una película mucho más sencilla de rodar.ASHECLIFFE
¿Y por qué entonces no se llegó a rodar? No lo sabemos. Este debe ser uno de esos proyectos que gustan a los estudios pero que no les entusiasma o no los consideran prioritarios, y que acaban olvidados en un cajón entre muchos otros “futuros proyectos”.

PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-06El novelista y ganador de un Pulitzer, Michael Chabon (que luego guionizaría Spider-Man 2 y John Carter), escribió un borrador de apenas 18 páginas, fechado el 17 de julio de 1996 y titulado simplemente ‘X-Men’, y que contaba como el Profesor Xavier y los X-Men (Cíclope, Jean Grey, Iceman, Nightcrawler, Bestia y Tormenta) acogían en sus filas a Wolverine y Júbilo. La historia transcurre en un mundo que ya sabe de la existencia de mutantes, cuyos movimientos son monitorizados cuidadosamente por el gobierno. El virus Legado ya se está extendiendo y Wolverine, que es portador (aunque inmune) acabará infectando inadvertidamente a varios compañeros de equipo.
En el escueto guión de Chabon no hay villanos (éstos saldrían en la secuela) y es una historia mucho más cerebral e introspectiva que las anteriores.

Pero el guión no llegó a superar la fase de borrador.
Lo cierto es que el estudio no se sentiría lo suficientemente confiado como para dar una oportunidad seria a los X-Men hasta que la franquicia de Batman entró en decadencia y las propiedades de Marvel fueron ganándose la atención del público, gracias al éxito del Blade de New Line Cinema.

En el mes de julio de 1996, Bryan Singer era contratado como director, que aunque confesó no ser lector de cómics, sí que se reconoció fascinado por el mensaje de los X-Men, sobre la lucha contra los prejuicios y la discriminación. PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-03

Singer tendría el hándicap de trabajar con un ajustadísimo presupuesto y un plan de rodaje bastante reducido y conseguir un producto que no cayera en lo cutre.

Este mismo año cobraba fuerza el rumor de que el proyecto tendría a Robert Rodriguez como guionista.Robert Rodriguez
Para interpretar a Wolverine se barajaron nombres como Bob Hoskins (el que parecía más viable, ya que había estado vinculado al primer proyecto de 1991) Russell Crowe, Edward Norton, Keanu Reeves o Mel Gibson, del que incluso existe un ‘concept art’  como Wolverine, dibujado por Miles Teves. PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-01

Pero quien acabó llevándose el papel fue Dougray Scott, aunque, como ya os contamos en otro artículo, renunció para interpretar al villano en la película Misión Imposible II (2000), dejando vía libre a Hugh Jackman.

Finalmente se encargó el guión a un grupo de escritores, circunstancia que no es nada extraordinaria para lo que iba a ser una película de verano. El grupo de guionistas estaba formado por nombres como John Logan (Gladiator, El último samurái, Skyfall), Joss Whedon (Buffy the Vampire Slayer, Toy Story, Los Vengadores, Los Vengadores: La Era de Ultrón), Ed Solomon (Men in Black), James Schamus (Tigre y Dragón, Hulk), Christopher McQuarrie y David Hayter.
La película suponía un reto para los guionistas por dos razones. En primer lugar por el estrecho presupuesto de 75 millones de dólares, que obligó a reescribir todas las escenas de acción para reducir el uso de efectos especiales costosos. Y en segundo lugar, muchos de estos escritores estaban acostumbrados a escribir con absoluta libertad, y en este caso tenían que limitarse a la mitología propia del cómic en el que se basaría la película, intentando complacer por un lado a los seguidores de los X-Men y por otro a Stan Lee, quién había declarado a EW Online que “Ellos quieren que la película sea exactamente como el cómic”.

Finalmente solo David Hayter apareció en los créditos finales, y poco sabemos de la aportación de los otros guionistas (si es que la hubo) al guión definitivo.

Solo sabemos algo de la aportación de Joss Whedon, por boca del propio guionista, quién en mayo del año 2000, durante la promoción de “Buffy” en el Reino Unido, habló de este proyecto y dijo que había sido contratado para trabajar en una de las escenas de lucha, aunque terminó haciendo mucho más.PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-04

Según contaba Whedon:
“Me buscaron para darle fuerza a la pelea final. [Y] Dije:’ Creo que tenéis un problema mayor que ese’”. Whedon añadió, “No creo que el guión fuera nada bueno, así que se hicieron cambios importantes”.

Sin embargo, del borrador de Whedon solo un par de líneas acabaron en el guión definitivo. Fuentes cercanas a la producción aseguraron que los cambios realizados por Whedon fueron rechazados por que sus referencias a la cultura pop, que tan bien funcionan en “Buffy”, no encajaban con la visión “más seria” que el director Bryan Singer tenía para X-Men.

Y así, el 22 de septiembre de 1999 empezaba el rodaje de la película en Toronto, Canadá, que acabaría el 3 de marzo del año 2000.PELICULAS-QUE-NUNCA-EXISTIERON-X-MEN-III-08

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: