PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: IRON MAN

Recién estrenada la tercera película del vengador blindado, y en plena polémica entre sus fans, es opinión de este morlock,  que quizás sería un buen momento para echar la vista atrás, a cuando el proyecto de hacer una película de Iron Man estaba en su estado embrionario, pues una mirada desde la distancia, recordando lo que se ha hecho e imaginando lo que pudo ser, puede ayudarnos a ver las cosas desde una perspectiva diferente.
Por ello, hoy, en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON, iniciamos un breve repaso a lo que han sido ¡¡¡18 años!!! de proyectos los que transcurrieron desde que a alguien se le ocurrió llevar al vengador de dorada armadura a la pantalla hasta que el proyecto llegó finalmente a buen puerto.

PARTE I: EL HÉROE BLINDADO VS LA INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA

Corría el año 1990. Estamos en pleno furor de las películas de superhéroes tras el éxito del Batman de Tim Burton, y Universal Studios quiere subirse al carro de las adaptaciones de cómics a la gran pantalla, por lo que adquiere los derechos de Iron Man. Universal Studios no es que tuviera un proyecto sólido y definido, sino que fue más un “compramos los derechos de personajes para que no nos los quite la competencia y luego ya veremos qué hacemos con ellos”.

Así que, una vez comprados los derechos, se empieza a trabajar en una película sobre Iron Man que por estas fechas se tiene previsto que sea un proyecto… ¡De bajo presupuesto!

Si aún no lo habéis hecho, este es un buen momento para empezar a temblar.

La idea era hacer una película para salir del paso y conservar los derechos, que se perderían si transcurrido un determinado tiempo no se había rodado nada. Es lo mismo que años más tarde ocurriría con los derechos de los 4 Fantásticos, y que terminó en la película de bajo (bajísimo) presupuesto dirigida por Roger Corman en 1994, y que ni siquiera fue estrenada, aunque no es difícil encontrarla en internet, para deleite de los aficionados más curiosos.
así que en esas estamos cuando se les ocurrió ofrecer el proyecto (repito: ¡¡De bajo presupuesto!!) a Stuart Gordon, el director de películas como Re-Animator, Fortaleza Infernal o Dagon, la secta del mar.

peliculas-que-no-existieron-iron-man-I-02l
(Tranquilos, el Morlock os concede unos segundos para que os repongáis del susto).

.

.

.

.

¿Listos? Pues seguimos.

Afortunadamente desistieron ante la falta de un proyecto serio.

Tras 6 años en la nevera, en 1996 Universal Studios pierde los derechos  sobre el personaje, que pasan a la Twenty Century Fox , y es entonces cuando al fin empieza a moverse el proyectos y comienza la parte que más gusta a los fans: el casting y el baile de nombres.
¿Y quienes suenan para interpretar a Tony Stark?
Pues agarráos, porque el primero de la lista era el eterno aspirante a interpretar cualquier película de superhéroes que esté en proyecto, Nicolas Cage, que presenta su auto candidatura en enero de 1997.
Poco tiempo después, en septiembre de 1998,  Tom Cruise, que también fue en su momento candidato a interpretar a Superman y a Batman, como ya vimos en esta misma sección, pone de manifiesto su deseo de producir y protagonizar el proyecto. El problema es que Cruise, en su papel de divo de Hollywood, exigía que su rostro se viera en todo momento en pantalla, cosa imposible si debía llevar puesta la máscara de Iron Man. Se dice que incluso se estudió el que la máscara fuera transparente. Afortunadamente, el estudio no tragó con las exigencias de Cruise y le descartaron para el papel.

Mientras, Jeff Vintar y Stan Lee escriben un borrador del argumento, aunque los estudios no debieron quedar muy satisfechos ya que se le encarga a Jeffrey Caine, guionista de GoldenEye, volver a redactar el guión de nuevo.

Pero en 1999 el nombre que suena como director y como guionista, sería, nada más y nada menos, que  el de Quentin Tarantino.
Desgraciadamente (o no, eso nunca lo sabremos) por estos años Batman se enfrentaba a su peor enemigo, Joel Schumacher y su Batman & Robin, y la caída del hombre murciélago amenazaba con arrastrar por muchos años al cine superheróico al completo. Hacer películas basadas en cómics era en ese momento una empresa cuanto menos de dudoso éxito, por lo que, a finales de ese mismo año, Fox decide abandonar el proyecto y vende los derechos a New Line Cinema (el miniestudio propiedad de la Warner Bros.,  desaparecido, por cierto, tras el fracaso de La Brújula Dorada), quienes encargan un guión a Ted Elliot, Ferry Rossio y Tim McCanlies, guionista este último de El Gigante de Hierro o Smalville. El guion de McCanlies incluía una breve aparición del personaje Nick Furia, con la idea de hacer posteriormente una película sobre el mismo.

(CONTINUARÁ)

1 Comentario
  1. Hace 4 años
    Dan

    Conocía algo de esos proyectos, pero ni por asomo sabia que fue un proceso tan largo y con tantos y tan dispares nombre. Gracias por una primera entrada tan interesante, estare atento a la continuación.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: