PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: IRON MAN (PARTE II)

Hoy en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: IRON MAN, continuamos con nuestro repaso a lo que fue la historia del proyecto de llevar a la gran pantalla al vengador blindado, Iron Man.

PARTE II: QUITÁNDOLE EL ÓXIDO AL PROYECTO

En 2001, el nombre que suena para director del proyecto era el de Joss Whedon, conocido en ese momento por ser el creador de series de culto como Firefly y Buffy, la cazavampiros, y que, como ya sabéis, dirigió en 2012 la película de Los Vengadores.
Y además, Whedon contaba con el beneplácito de los aficionados, ya que es un reconocido fan del personaje.

Pero en diciembre de 2002, el proyecto se paraliza de nuevo porque, al parecer,  Tim McCanlies había hecho un guión bastante complejo y difícil de adaptar a la gran pantalla.

peliculas-que-no-existieron-ironman-II-01

Oded Fehr

En 2003 los rumores continúan y se habla de que se ha encargado un guión a Alfred Gough  y Miles Millar, creadores y productores ejecutivos de la serie Smallville. Para el papel protagonista suenan nombres como Rob Lowe, Leonardo DiCaprio y Oded Fehr (La Momia, Gigoló). El villano iba a ser el  Mandarín  o  La Dinamo Escarlata (Crimson Dynamo), y hasta se pone fecha a su estreno: 2005.

Sin embargo poco tiempo después, en diciembre de 2004, se anuncia un nuevo director, Nick Cassavetes, y los productores se arriesgan a dar de nuevo una fecha de estreno: verano de 2006.

Se encarga el borrador del guión a Alfred Gough, Miles Millar y David Hayter, y presentan uno en el que Tony Stark combatía contra su padre, Howard Stark, que se convertiría en Máquina de Guerra (War Machine). Pero en 2005 el proyecto, apenas iniciado el proceso de producción, vuelve a paralizarse, y Marvel Studios aduce problemas técnicos en el desarrollo de la película.

No obstante, Marvel Studios se reafirma en que Iron man será su primera película independiente, hartos de ver como otros estudios se forraban literalmente a costa de sus creaciones mientras ellos recibían un mínimo porcentaje de esos beneficios que superan los 5.000 millones de dólares.

Al no tener los derechos cinematográficos de personajes como los X-Men, Los 4 Fantasticos, Daredevil (en manos de la Fox), Spiderman o Ghost Rider (en manos de Sony), Marvel Studios decide convertir Iron Man en el abanderado de estas nuevas producciones de elaboración propia (la segunda sería Hulk) y su previsión es hacer como mínimo 1 película al año, con un presupuesto para cada una de ellas de entre 100 y 150 millones de dólares. Se barajaban ya por entonces nuevos proyectos como  Capitán América, Thor, Pantera Negra, Dr. Extraño, Los Vengadores y El Hombre Hormiga, ésta última ya hasta con director, Edgar Wright, realizador de Zombies Party (Shaun of the dead). Como ya sabéis, de estos proyectos solo Hulk, Capitán América, Thor y Los Vengadores llegarían a término, quedándose el resto de proyectos, de momento, en el limbo.

Se decide seguir el esquema usado con Brian Singer en X-Men y Sam Raimi en Spiderman: Buscar directores de cierta personalidad y, sobre todo, rodearse de actores de cierta categoría para dotar a los proyectos de algo más que una cara bonita y un nombre popular.

Se contrata a Jon Favreau , director y guionista de Swingers, realizador de Elf  Zathura, pero más conocido como actor en películas como Deep Impact, Equipo a la fuerza (Replacements), Daredevil, o la serie televisiva Los Soprano, solo meses después de encargar el libreto a, de nuevo, Alfred Gough  y Miles Millar (Smallville), y David Hayter (X-Men y X-Men 2). Sin embargo una de las condiciones de  Favreau es empezar de cero con sus propios colabores. Favreau encarga el guión a Arthur Marcum y Matt Holloway, por un lado, y a Mark Fergus y Hawk Ostby por otro. Favreau compiló ambos guiones y juntos, con la colaboración de John August,  escriben un guión basado, según sus propias palabras, en Batman Begins, Robocop, Tom Clancy y James Bond.

Favreau tendría que desmentir los rumores sobre el casting, que colocaban a Oded Fehr como el candidato mejor colocado para  llevarse el papel de Tony Stark, y dice que quiere centrase en el guión y que hasta que no esté terminado no quiere empezar con la búsqueda de actores.
Mientras,  Favreau pediría al equipo que editaba y diseñaba el cómic, Mark Millar, Brian M. Bendis, Joe Quesada, Tom Brevoort, Axel Alonso y Ralph Macchio (no confundir con el actor protagonista de Karate Kid) que revisaran el borrador y que le aportaran ideas y correcciones.

Se prescinde de los villanos del proyecto anterior, ya que Favreau consideraba que El Mandarín no se vería realista en el film, aunque no se descartó que apareciera en una secuela y que, con ciertos elementos alterados, los anillos del Mandarín podían encajar bien.
Según el nuevo guión, el enemigo de Iron Man en esta primera entrega sería la Dinamo Escarlata, pero lo que decidió su sustitución por Obadiah Stane/Iron Monguer fue la entrada en el proyecto del actor Jeff Bridges, aunque en principio se pensaba usar a Obadiah Stane como rival de Iron Man en la secuela.
peliculas-que-no-existieron-ironman-II-02Luego se cierra el casting con Robert Downey Jr. como Anthony “Tony” Stark/Iron Man; Terrence Howard como James “Rhodey” Rhodes; Gwyneth Paltrow como Virginia “Pepper” Potts; …y, bueno, el resto ya lo conocéis.

 

Para terminar os dejo un vídeo con la audición de Robert Downey Jr. para el papel de Tony Stark.
Está en inglés con subtítulos en italiano, pero es un documento muy interesante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: