PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: E.T. EL EXTRATERRESTRE 2

Hoy, en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON, hablaremos de la secuela de una de las películas más taquilleras de la historia, “E.T., el extraterrestre”, secuela que nunca llegó a realizarse, en nuestra opinión, para alivio de los fans del entrañable alienígena de Spielberg.

E.T.-el extraterrestre-2-01

“Melvin” de Joaquín Blázquez

Situémonos. Estamos en 1982, y a los cines llegaba la película “E.T., el extraterrestre” (“E.T.: The Extra-Terrestrial”), dirigida por Steven Spielberg y con guión de Melissa Mathison. La película tuvo un éxito comercial arrollador y fue aclamada por la crítica, que no tardó en calificarla de “clásico moderno”.
Pese a todo, su estreno no estuvo exento de polémicas, como las acusaciones de plagio por parte del director bengalí Satyajit Ray, quién decía que plagiado de su guión de 1967,  “The Alien”, o del dibujante barcelonés Joaquín Blázquez, quién intentó demostrar que era un plagio de su personaje Melvin, creado siete años antes para la publicación estadounidense “Vampirella” (sobre este caso se ha rodado un documental, todavía en fase de producción, titulado “Melvin contra E.T.”, del director Víctor Saràbia Miró, del que os dejamos ESTE ENLACE, por si os interesa)

Pero E.T. tenía todos los ingredientes para tener una secuela; era un mega éxito, una película para toda la familia y su protagonista se había convertido instantáneamente en uno de los personajes más queridos por los niños.
Así  que Steven Spielberg y Melissa Mathison se pusieron manos a la obra, y pronto tuvieron listo un tratamiento de nueve páginas con todos los ingredientes para ésta secuela de E.T.: una película oscura, con alienígenas malvados que matan y devoran animales y torturan a los niños.
¡Un momento!… ¿Que hacen qué?

Pues sí, esta secuela, cuyo título sería “Miedos Nocturnos” (“Nocturnal Fears”), tomaba prestados varios elementos de una idea previa de Spielberg sobre la historia de una familia aterrorizada por los extraterrestres.
El tratamiento de guión de la película lleva años circulando por internet (AQUÍ lo tenéis al completo, en inglés, por si tenéis curiosidad y no teméis a las pesadillas), y a continuación el Morlock os resumirá lo más importante, respetando la puntuación y las palabras en mayúscula tal y como aparecen en el original.

La historia empezaba así:
“[Elliott, Michael y Gertie] se enfrentan al primer verano sin su querido amigo E. T., y aunque es difícil, los chavales intentan sobreponerse…

El padre de Elliott volvió de Nuevo México hace unos meses y pidió el divorcio. Pero la familia ha visto tiempos peores, y el hecho de que la madre de Elliott está saliendo con el doctor Keys [el personaje de Peter Coyote en la película anterior] hace las cosas más soportables.”

Entonces, el comunicador casero fabricado por Elliott y sus amigos en la primera película para que el extraterrestre se comunicase con su planeta comienza a funcionar misteriosamente. Elliott cree que es su amigo que regresa, pero…

“Los alienígenas de la astronave son MALVADOS. Han aterrizado siguiendo las coordenadas del mensaje de socorro de E. T. Buscan a un extraterrestre llamado Zrek, que les ha pedido ayuda.E.T.-el extraterrestre-2-03

Las criaturas malvadas son carnívoras. Su líder, Korel, les ordena salir a buscar comida, y conforme abandonan la nave emiten un murmullo que hipnotiza a la fauna del bosque. Se trata de una variedad albina de la raza de E. T. ¡Los dos grupos llevan décadas en guerra!
Pero pronto, estas versiones malvadas de E.T., comienzan a hacer de las suyas…

“Se suceden los informes sobre misteriosas mutilaciones en el ganado de las granjas vecinas.

Así que los niños deciden descubrir que ocurre y van al bosque con sus bicicletas, encontrando allí la nave de los extraterrestres malvados.E.T.-el extraterrestre-2-02

“Pasmados, todos se quedan mirando la gigantesca máquina espacial. De pronto, la figura de Korel aparece en una escotilla iluminada. Telepáticamente, Korel pregunta a los niños por el paradero de Zrek, el alienígena fugitivo. Con toda su sinceridad, ellos contestan: “¡Volvió a su casa!”.

Los chicos se descubren a sí mismos rodeados por los alienígenas que se escondían en el bosque. Todos ellos portan una especie de puñal. Elliott avanza hacia ellos con un gesto amistoso, pero se salva por poco de un mordisco, o incluso de la muerte: ¡Los alienígenas tienen dientes afilados como navajas! Korel ordena que suban a bordo de la nave. De mala gana, ellos obedecen.

Durante las horas siguientes, Elliott y sus amigos son interrogados a fondo. (…) Gertie está llorando y llamando a su mamá y a E. T. para que les ayuden. Los demás aguantan, según han aprendido en sus largas sesiones jugando a rol.”

Entonces, su líder, Korel, decide averiguar si Elliott está mintiendo y la situación se vuelve realmente peligrosa.

“El interrogatorio se vuelve más y más duro conforme los alienígenas descubren que el chico es amigo de Zrek. El dolor es inmenso para Elliott, que se desmaya pidiendo la ayuda de E. T. (…) La cámara sigue, de abajo arriba, la trayectoria del grito, que llega al espacio donde parece extinguirse.”

A estas alturas, la madre de Elliott, Mary, y el doctor Keyes, ya han descubierto la desaparición de los niños y sospechan que algo raro está ocurriendo.

“El COMUNICADOR vibra como loco y rota hacia una nueva posición. En el teclado puede leerse un mensaje: “E. T. ayuda Elliott pronto”.

Keys llama a Mary al tejado. Cuando ella lee el mensaje, se abrazan y vuelven al ático, a la habitación de Elliott. Mary se da la vuelta y ve cómo el geranio vuelve a florecer.”

E.T.-el extraterrestre-2-04

¿Pero qué le habrá hecho este pobre niño a Spielberg?

De vuelta en la nave de los E.T.s albinos, Elliott aparece “exhausto física y mentalmente”, debido a la tortura a la que le están sometiendo, por lo que sus captores le llevan a una jaula en la que tienen encerrados a Michael y Gertie.

“De pronto, oímos un extraño zumbido resonando desde el exterior de la nave. Los alienígenas malignos se quedan inmóviles. Una escotilla se abre para revelar a E. T., con su dedo brillando y su corazón de luz latiendo. 

Elliott se despierta de inmediato. E. T. avanza hacia los prisioneros y desactiva las jaulas. Él y Elliott se abrazan con lágrimas en los ojos.

Los chicos abandonan la nave y esperan fuera mientras E. T. reprograma los controles de navegación de la nave. E. T. sale de la nave y se reúne con sus fieles amigos.

Poco después, Mary y Keyes llegan al bosque y se encuentran de nuevo con el pequeño y encantador alienígena llamado E. T. Tras una despedida empapada en lágrimas, la nave de E. T. desciende de los cielos para ocupar el lugar de la nave maligna, que ahora está de camino a un remoto rincón de la galaxia. 

Hay ESPERANZA en los ojos de todos mientras presencian, de nuevo, el pintoresco despegue de su extraterrestre favorito.

¡Los sueños pueden hacerse realidad!”

Y básicamente eso era todo.

Por supuesto este era solo un tratamiento inicial, y el guión habría cambiado mucho antes de llegar al texto definitivo, pero, a menos que la intención de Spielberg fuera la de que de todos los cines del mundo saliera una generación de niños traumatizados, el tono oscuro de la película no presagiaba nada nuevo.
Spielberg y Mathison decidieron no seguir adelante con la idea (con buen criterio, en nuestra opinión), y, años más tarde, el propio director, en una charla en el American Film Institute declaró:

“Las secuelas son peligrosas porque con ellas arriesgas tu sinceridad como artista”.

Y prosiguió: “Hacer una segunda parte de E.T. hubiese sido como quitarle su virginidad al original.”
Steven Spielberg
autorizaría en 1985 una continuación de la película, aunque en forma de libro, titulado “The Book of the Green Planet”, en el cual se nos desvelaría que el planeta natal de Zrek se llama Brodo Asogi.

Y desde entonces no se ha sabido nada más de E.T., salvo rumores que nunca se confirmaron de una nueva secuela, dirigida por el propio Steven Spielberg y protagonizada por Drew Barrymore.
Bueno, y salvo el brevísimo cameo que su raza hizo en la película “Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma”, claro está.

1 Comentario
  1. Hace 3 años
    Jeral

    Y la atracción de Universal, en la que se viaja al planeta de ET.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: