PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: BATMAN V

Siguiendo con el tema superheróico, hoy en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: BATMAN V, el morlock os trae ahora el tortuoso camino que siguió el proyecto que acabó llamándose BATMAN BEGINS.

No es tan bizarro como el caso de SUPERMAN V (que ya hemos diseccionado a conciencia en este mismo blog), ni duró 17 años (“solo” fueron 9), pero el caso sí que es sobradamente interesante. Y de nuevo, por supuesto, vuestro amigo el morlock os lo ha dividido en cómodos fascículos coleccionables que faciliten su digestión.

Empecemos.

PARTE I: Batman & Robin: La franquicia se va al garete.

En Junio de 1997 se estrena Batman & Robin, cuarta película de la saga que iniciara Tim Burton, dirigida por Joel Schumacher y protagonizada por George Clooney en el papel de Batman, Chris O´Donnell en el de Robin, Alicia Silverstone en el de Batgirl, Uma Thurman como Poison Ivy (Hiedra Venenosa), Arnold Schwarzenegger como Mr. Freeze y Jeep Swenson como Bane. En el camino quedaron nombres como David Duchovny para interpretar a Batman, Hulk Hogan, Anthony Hopkins, Silvester Stallone o Patrick Stewart como Mr. Freeze, y Demi Moore, Sharon Stone o Julia Roberts como Hiedra Venenosa. Seguro que todos ellos siguen respirando aliviados a día de hoy.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-V-01

Sacando pecho, porque ¿Cuanta gente puede presumir de hundir una franquicia multimillonaria y de éxito internacional?

Tras el éxito de las tres entregas anteriores de la saga, todos estaban tan convencidos del éxito que los protagonistas (Clooney, O´Donnell y Silverstone) habían firmado para una quinta entrega antes incluso del estreno de esta cuarta. Ese futuro Batman V se hubiese llamado “Batman Triumphant” (Batman Triunfante), y habría tenido como villanos a El Espantapájaros (Scarecrow) y a Harley Quinn (Arlequín).

Pero Batman & Robin resulta ser un desastre absoluto. Schumacher abandonó el tono oscuro de sus predecesoras para recuperar el tono jocoso y colorido de la serie de tv de los años 60. Lo cierto es que Batman & Robin fue una de las primeras películas que sufrió el ataque de los comentarios en internet, y el feedback de los fans fue tan negativo, que afectó considerablemente la taquilla en los cines.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-V-02

“Fatgirl”, con una extraña sombra en la tripa

La película, además, había sido muy cara, y no había estado exenta de problemas durante el rodaje. Por ejemplo, el traje de Batgirl, que era tremendamente caro, fue confeccionado sobre el propio cuerpo de la actriz Alicia Silverstone. El problema es que la actriz ganó varios kilitos justo antes del rodaje, por lo que el traje ya no le entraba. Como no había tiempo (ni presupuesto) para volver a hacerle otro, se barajaron opciones como la de usar una doble para las escenas de cuerpo entero, dejando a la actriz solo para primeros planos y para aquellos planos donde la posición de la cámara, de los otros actores y de su capa, no dejase ver sus “redondeces”. Finalmente en la fase de postproducción hubo que echar mano de programas de retoque para estilizar su figura (si alguna vez os véis en la tesitura de tener que ver este horror de película, el morlock os recomienda el divertido juego de “busca las mollas de Batgirl”, y al menos así os entretendréis buscando entre escenas retocadas y planos forzados). Por todo esto, Schumacher cogió tal cabreo que, diplomático como él solo, en vez de Batgirl empezó a llamarla “Fatgirl” (Chica Gorda), lo que acabó llegando a oídos de la actriz y provocó una fuerte discusión entre ambos.

Pero volvamos a nuestra historia. Tras la debacle, Joel Schumacher intenta convencer a los productores de que, ahora sí, realizaría un Batman V oscuro, con Mark Protosevich en el guión, y comienza a trabajar en la quinta entrega de la saga, que como ya hemos adelantado, se llamaría “Batman Triumphant”. Seguramente alguno de los productores estaba enamorado de Joel, y por eso al proyecto no se le dió un NO rotundo y fulminante. O también es posible que Schumacher sea un tipo que vende muy bien sus ideas, ya que se rumoreo que el guión incluía una aparición del Joker, en medio de los delirios de Batman, provocados por el gas del Espantapájaros, durante Halloween. De hecho,  Jack Nicholson, durante una rueda de prensa, llegó a decir “¡Vuelve el Joker!”.

Pero aunque los beneficios por la venta de juguetes y merchandising de Batman & Robin fueron aceptables, los ejecutivos de Warner Bros.  se dieron cuenta de que necesitaban un cambio de rumbo, porque, tras el fracaso de crítica y público, la franquicia se veía herida de muerte. Así que, para esta nueva entrega, decidieron que querían una historia más seria , un solo villano, como en la primera película,…y las manazas de Schumacher bien lejos del proyecto.

(CONTINUARÁ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: