PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: BATMAN 3 DE TIM BURTON (PARTE III)

Hoy en PELÍCULAS QUE NUNCA EXISTIERON: BATMAN 3 DE TIM BURTON (PARTE III), seguimos hablando de un proyecto que todo el mundo daba por hecho pero que se malogró dejando a muchos aficionados preguntándose “¿Porqué Tim Burton no dirigió Batman 3?”.

Como ya os avanzamos en nuestra anterior entrega, en Warner Bros. no habían quedado nada contentos con el cambio de tono de Batman Returns respecto a Batman. La oscuridad y violencia de la secuela había provocado protestas, boicots, problemas publicitarios, críticas ambivalentes y una sensible pérdida de público, principalmente en el público infantil y familiar.

Warner Bros. quería volver a recuperar ese sector de público y volver a una película más convencional, más ligera y más divertida, como fue la primera película. Pero ese no era el proyecto que les presentó Burton.

Un ejecutivo de Warner declaró a Entertainment Weekly sobre la nueva película: ” Es demasiado oscura. No es muy divertida ”.

Según confiesa el propio Tim Burton en la edición especial en DVD de Batman Returns, desde el estudio nadie quería decirle a las claras que no querían que él dirigiera la película y que los estudios estaban recibiendo presiones para rehacer el proyecto, pero los ejecutivos de Warner no parecían muy interesados y las discusiones en las reuniones iban más sobre qué productos se podían comercializar que sobre la película en sí.

Según Burton “A menudo parecía que se les había olvidado que estábamos haciendo una película. Parecía que estaban deseando que la película no se rodara y poder detener su comercialización de inmediato”.

En vista de la falta de apoyo, Tim Burton decidió no dirigir la película al no contar con el apoyo de Warner, aunque seguía estando ligado al proyecto como productor. La única aportación que haría Burton al proyecto sería la de dar el visto bueno a la contratación de su sucesor, Joel Schumacher, que tan buenos resultados había obtenido con Un Día de Furia (1993) y El Cliente (1994), y de Lee y Janet Scott Batchler como los nuevos guionistas.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-III-parte-III-01

Pero lo cierto es que Tim Burton tampoco estaba muy ilusionado por hacer la película. Además de no tener suficiente control creativo, confesaría que se sentía “un poco aburrido”, y que no quería hacer otra secuela porque “muchas veces las secuelas son como [hacer] la misma película”.

Y añadía: “No me sentía bien con eso. Quería hacerla como si fuera otra película de Batman completamente distinta, pero si estaba yo, tendría que hacer lo que hago. No podía ofrecer nada fresco”.

Además, Tim Burton estaba más interesado en otro proyecto, un spin-off de Catwoman protagonizado por la propia Michelle Pfeiffer.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-III-parte-III-02

Pero Burton presentó el guión, que seguía también la misma línea violenta que marcó con Batman Returns, justo cuando se estrenaba Batman Forever, que fue un enorme éxito de taquilla (pese a no contar con el respaldo de la crítica), recaudando más que las dos entregas anteriores de la saga y quedando como la segunda película más taquillera de ese año, solo superada por Toy Story, lo que parecía confirmar que el estudio había tomado la decisión correcta al abandonar la oscuridad por la luminosidad y diversión, por lo que Warner tampoco mostró interés y el proyecto fue archivado.

El público no parecía estar preparado para la visión oscura de los superhéroes de Burton (oscuridad que recuperaría de nuevo Christopher Nolan en Batman Begins, en 2005, con gran éxito de público y crítica) y así finalizó su relación con el universo de Batman.

Finalmente Joel Schumacher fue elegido como director, eliminando la mayor parte de la ideas de Burton con la intención de darle un giro radical a la saga, con la vista puesta en la llamada Generación MTV” y los videoclips, lo que explica que la banda sonora no fuese orquestada sino que estuviera compuesta por temas de grupos como U2, Seal, PJ Harvey o Massive Attack entre otros.

Michael Keaton, por su parte, siguió formando parte del proyecto, al menos al principio. Aunque muchos dijeron que abandonó el proyecto por su amistad con Tim Burton, lo cierto es que a Keaton le gustó la primera versión del guión, firmada por Lee Batchler y Janet Scott Batchler. Pero Schumacher no aprobó aquella versión, porque quería eliminar cualquier rastro de oscuridad del argumento y darle un tono más infantil, para lo que contrató a Akiva Goldsman, autor de los guiones de películas como Tiempo de matar, Una mente maravillosa, Yo, robot o Cinderella Man, así como de varios episodios de la serie Fringe, entre otros trabajos.

Sin embargo el trabajo de Akiva no debió ser muy bueno, ya que consiguió que Keaton abandonara el proyecto, renunciando a la oferta de 15 millones de dólares por repetir en su papel.

Durante su visita al programa CBS Sunday Morning para promocionar su película Birdman, Keaton fue preguntado sobre qué es lo que no le gustó de la película y le hizo abandonar el proyecto, a lo que respondió con un directo y escueto “era una mierda…era horrible”.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-III-parte-III-04

Pese a todo, el actor reconoce que guarda un gran cariño al personaje, y en una entrevista a Entertainment Weekly aseguraba que haría otra película de Batman “siempre y cuando la dirigiese Tim Burton”.

Tras su renuncia, Michael Keaton fue sustituido por Val Kilmer, aunque también se tanteó a Alec Baldwin, quién fue desestimado por pedir un sueldo demasiado elevado.

Pero no solo Michael Keaton fue sustituido del reparto original.

Schumacher consideraba que Rene Russo era demasiado mayor para hacer de pareja de Val kilmer, por lo que fue sustituida por Nicole Kidman, aunque se tanteó a Julia Roberts y Sandra Bullock; Chris O’Donnell, después de que Leonardo DiCaprio rechazara el papel para rodar Romeo y Julieta, fue el elegido para interpretar a Robin, y Marlon Wayans, que ya había firmado un contrato para interpretar el papel de Robin, tuvo que ser generosamente indemnizado; Robin Williams perdió su papel como El Acertijo por exigencia de Joel Schumacher, que quería tener en el papel a su gran amigo Jim Carrey; y Tommy Lee Jones, quien ya trabajó con Schumacher en El Cliente (1994), acabó interpretando a Dos Caras.

peliculas-que-nunca-existieron-batman-III-parte-III-03

Finalmente, Joel Schumacher, tras dirigir Batman Forever (1995), perpetraría la desastrosa Batman & Robin (1997), un absoluto fracaso de crítica y taquilla que sepultó la saga del Hombre Murciélago hasta que Christopher Nolan la reflotó con Batman Begins, en 2005.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *