PELÍCULAS DE MONSTRUOS GIGANTES

Los monstruos gigantes vuelven a la gran pantalla de la mano de After Earth y Pacific Rim, aunque en realidad nunca se fueron del todo.
¿Te apetece un recorrido por las películas de monstruos gigantes más famosas?
Pues acompaña al Morlock en este viaje que nos llevará a los mismos inicios del cine.

ELICULAS-DE-MONSTRUOS-GIGANTESCOS-01Las películas de monstruos gigantes son un subgénero nacido en los años 20, aunque tuvo su mayor auge en las décadas de los 40 y 50. Sin embargo, en realidad nunca han desaparecido del todo y en los últimos años, con películas como el remake de King Kong (2005), The Host (2006), Monstruoso (Cloverfield, 2008) o las recién estrenadas After Earth y Pacific Rim.
Pero vayamos al principio.

EL MUNDO PERDIDO (THE LOST WORLD, 1925)

El subgénero de las películas de monstruos gigantes comenzó en una fecha tan temprana como 1925, con esta película muda dirigida por Harry Hoyt y basada en la novela del mismo nombre de Arthur Conan Doyle (el famoso creador de Sherlock Holmes).
Esta película nos dejó dinosaurios animados con la técnica de stop motion y la inolvidable escena del Brontosaurio que se escapa y siembra el pánico por las calles de Londres.

KING KONG (1933)

Uno de los mayores iconos del cine norteamericano. De nuevo una película con dinosaurios, que acompañaban a nuestro gigantesco gorila prehistórico, y animación en stop motion. La película dio origen a una larga lista de secuelas y un par de remakes, uno en 1976 y el más reciente en 2005, dirigido por Peter Jackson usando la tecnología de captura de movimiento que ya usara con el personaje de Gollum en la trilogía de El Señor de los Anillos.

LA BESTIA DE TIEMPOS REMOTOS (THE BEAST FROM 20,000 FATHOMS, 1953)

En el Círculo Polar Ártico, unas pruebas con bombas nucleares despiertan a un dinosaurio carnívoro (ficticio) llamado Rhedosaurus. Su nombre proviene de las iniciales del genio que animó a la criatura, Ray Harryhausen, que aunque usó la técnica ya conocida del stop motion, su maestría dotó al monstruo de un realismo que aterrorizó al público de su época.
De nuevo una bestia gigantesca siembra el caos y la destrucción en una ciudad, en esta ocasión Manhattan.

LA HUMANIDAD EN PELIGRO (THEM!, 1954)

De nuevo las pruebas atómicas traen la desgracia sobre la humanidad, en esta ocasión en forma de hormigas mutantes de tamaño gigantesco.
En esta película no se recurrió al stop motion, sino que se usaron modelos de las hormigas de gran tamaño e imágenes reales de hormigas, con un resultado bastante pobre, todo hay que decirlo.

GODZILLA (1954)

El más grande y más famoso de todos los monstruos llegó desde Japón. Si King Kong es uno de los iconos más importante de Hollywood, Godzilla es la referencia cultural más popular del Japón del s.XX, y además inauguró el género de los kaijus, las famosas películas de monstruos japonesas, de las que Godzilla es el rey indiscutible, aunque tiene otros miembros ilustres y  famosos, como Gamera o Mothra. En Godzilla (Gojira en japonés, mezcla de dos palabras japonesas que significan gorila y ballena, aunque no se parece a ninguno de estos animales) de nuevo tenemos un monstruo originado por  la radiación nuclear, en concreto por las pruebas nucleares en el Pacífico, capaz de arrojar por la boca un chorro de radiación concentrada. De hecho se cree que Tōhō, la productora de la película, había pensado en Godzilla como una representación del miedo que sintió Japón después del bombardeo atómico sufrido en la Segunda Guerra Mundial a manos de Estados Unidos.

Aunque fueron varios los actores que tuvieron el placer de enfundarse el traje del gigantesco monstruo y aplastar maquetas de Japón sin miramiento, fue Haruo Nakajima quien lo lució en más ocasiones (19) y con más acierto, como ya os contó el Morlock en su artículo MONSTRUOS.
Godzilla ha aparecido hasta el momento en 28 películas japonesas, además de en el horrible remake norteamericano de 1998, que el Morlock lleva años intentando borrar de su mente sin éxito.

TARÁNTULA  (1955)

De la mano del director Jack Arnold nos llega esta tarántula mutante radiactiva de tamaño gigante. De nuevo la radiación, esta vez en forma de alimento experimental y supernutritivo con el que se espera combatir el hambre en el mundo y que hace crecer a los animales a un tamaño gigantesco, como le ocurrirá a un ratón blanco, un conejillo de indias y nuestra protagonista (una especie de Sulfato Atómico, como el que creó el Profesor Bacterio en Mortadelo y Filemón)
En la película, de bajísimo presupuesto, se utilizó una tarántula real que se movía en un decorado en miniatura.

(CONTINUARÁ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: