PELÍCULAS DE MONSTRUOS GIGANTES (PARTE II)

Hoy, en PELÍCULAS DE MONSTRUOS GIGANTES, seguimos con nuestro repaso a las películas de monstruos gigantes más famosas y que hoy vuelven a estar de actualidad por películas como Pacific Rim.

EL ASOMBROSO HOMBRE CRECIENTE (1957)

peliculas-de-monstruos-gigantes-ÍI-01En 1957 se estrenaba con gran éxito en los cines, una película que es ya todo un clásico de la ciencia ficción, El increíble hombre menguante, basada en la novela El hombre menguante, de Richard Matheson, publicada solo un año antes y de la cual ya hemos hablado en este blog. En la película aparece una escena que marcó a toda una generación, en la que el protagonista era acosado por una araña gigantesca. En realidad la araña era de tamaño normal, y era el protagonista el que había menguado al tamaño de un insecto, pero el tema del cambio humano de tamaño parecía ser un filón que no tardaron en explotar, y ese mismo año aparece una película de bajo presupuesto llamada El asombroso hombre creciente, una película en blanco y negro dirigida por Bert I. Gordon y protagonizada por Glen Langan. La película se centra en un hombre que muta hasta una altura de más de 30 metros.

EL ATAQUE DE LA MUJER DE 50 PIES (1958)

Justo un año después de El asombroso hombre creciente, otra película con un humano gigantesco, El ataque de la mujer de 50 pies. La protagonista es Nancy Fowler, interpretada por Allison Hayes, la sufrida esposa de un millonario infiel, suya vida cambia el día en que se encuentra con unos extraterrestres que la bañarán en un haz de luz que la hará crecer y crecer hasta que alcanza los 15 metros de altura. Y no solo aumenta el tamaño de Nancy, sino también sus deseos de venganza, lo que la convierten en una gigantesca mujer muy cabreada y con ganas de hacer pagar a su marido sus muchas infidelidades. Un film de culto de serie B, que apenas empezado su metraje, se vuelve involuntariamente en una comedia delirante, en la que se ha querido ver un mensaje prefeminista sobre la liberación de la mujer.

La película fue dirigida por Nathan Hertz (pseudónimo de Nathan Juran, autor de la magnífica  Sinbad y La Princesa, en 1957), y está claramente inspirada en el estilo de Bert I. Gordon, incluso contando con su ayuda personal en el diseño de los efectos especiales, y partiendo de un guión de Mark Hanna, coguionista de El asombroso hombre creciente, dando lugar, sin embargo, a un producto muy superior.

SIMBAD Y LA PRINCESA (1958)

Como acabamos de mencionar justo antes, Nathan Juran dirige en 1958 Simbad y la princesa (The 7th Voyage of Sinbad), en la que el protagonista,  Simbad (Kerwin Mathews), emprende un peligroso viaje hacía la misteriosa isla de Colosa, para librar de un maleficio a su amada princesa (Kathryn Grantn), que ha sido encogida por el mago Sokurah (Torin Tatcher), que quiere utilizar a Simbad para poder recuperar la lámpara del genio (Richard Eyer), que le aportará inmensos poderes. Pero para poder llegar hasta ella, necesitará enfrentarse a monstruos mitológicos, como gigantescos cíclopes, enormes aves con dos cabezas o a peligrosos dragones. Película meramente entretenida de no ser por que cuenta con el buen hacer del rey del stop motion, Ray Harryhausen, que no obsequia con una galería de monstruos gigantes inolvidables.

MOTHRA (1961)

Es imposible hacer una lista de películas de monstruos gigantes sin hacer constantes referencias al cine japonés. En 1961 hace su primera aparición otro monstruo clásico de los llamados kaiju,  Mothra, un insecto gigantesco, con una envergadura que excede 150 metros, y con las alas que son tan poderosas que le permiten para crear un tornado. Mothra es una bestia amistosa y a menudo trabaja para proteger a la humanidad de otras criaturas gigantescas que atacan la tierra. A pesar de ser monstruosamente de gran tamaño, Mothra mantiene algunas semejanzas con la polilla media. Por ejemplo pone huevos que incuban en enormes larvas que entonces continúan ayudando a la derrota sus enemigos. También puede lanzar dardos venenosos desde su abdomen y atrapar a enemigos en un capullo de seda.
Como curiosidad, el grito de Mothra ha sido reutilizado numerosas veces en películas japonesas y se ha convertido en una especie de equivalente japonés del grito de Wilheam (Wilhelm Scream.)

REPTILICUS (1961)

Reptilicus es una película danesa, que de ser una de muchas películas de monstruos gigantes de la época, se convirtió en una película de enorme éxito, en un momento en el que las películas de terror de bajo presupuesto dominaban la gran pantalla. El protagonista de la cinta es Reptilicus, un reptil gigantesco que recuerda  a una serpiente alada, que mata a cientos de civiles y destruye todo a su paso. Reptilicus tiene un poder de regeneración que lo hace increíblemente difícil de matar,  y además escupe un lodo verde sobre sus víctimas que les causa una muerte agónica.

Como dato curioso, el vuelo de Reptilicus  fue eliminado de la versión final por los productores, que pensaron que era demasiado poco realista. Como si todo lo demás sí lo fuera.

EL MUNDO BAJO EL TERROR (1965)

El mundo bajo el terror (Daikaijû Gamera) supone el debut en la gran pantalla de Gamera, una tortuga voladora gigante producida por Daiei como contrapartida de Godzilla, debido al éxito de la Tōhō con el rey de los monstruos. La película fue creada en blanco y negro adrede, pese a que por aquel entonces ya se disponía de color en los televisores, para dar énfasis al motivo de su creación: rivalizar el éxito de Godzilla. Gamera, que ha defendido el planeta de otros monstruos gigantes en 12 películas diferentes, es uno de los más famosos Kaiju japoneses, al mismo nivel que Godzilla, aunque en occidente es mucho menos conocida.

(CONTINUARÁ)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: