MORLOCKONFIDENCIAL: ¿VUELVEN LOS MONTY PYTHON? (PARTE II)

Pues llegó el jueves y con él la ansiada rueda de prensa en Londres de los Monty Pythons de la que hablábamos ayer, en la que, con el humor de siempre, los cinco componentes del grupo cómico británico revelaron finalmente que volverán a reunirse el 1 de julio de 2014…aunque en un único espectáculo en Londres.

Esta será, además, una única representación y las entradas para el espectáculo saldrán a la venta el 25 de noviembre. En la rueda de prensa, Eric Idle, Michael Palin, John Cleese, Terry Gilliam y Terry Jones bromearon entre ellos mientras el actor Warwick Davis fue el encargado de dar por comenzada la presentación, diciendo entre risas que el espectáculo se celebraría en Catar.

Al mismo tiempo, detrás del escenario se pudo ver a un hombre montado en bicicleta simulando ser el alcalde de Londres, Boris Johnson, que llevaba en la espalda una bandera británica.

En el turno de preguntas, al ser preguntados de por qué habían decidido volver ahora y si los Monty Python se volvían a unir por dinero, Michael Palin contestó que “no esperaba la Inquisición española” para seguidamente empezar a reírse sin llegar a contestar.

Así que al final el de los Monty Python será un regreso efímero, pero menos es nada.

Por otra parte, Terry Gilliam ha anunciado que planea rodar en Canarias su versión de Don Quijote, un proyecto que ya ha tratado de completar en otras dos ocasiones y cuyo rodaje inició por primera vez hace trece años, bajo el título The Man Who Killed Don Quixote.morlockonfidencial-vuelven-los-monty-pythons-II-01

En el año 2000, Gilliam comenzó a dirigir en las Bardenas Reales (Navarra) a un elenco de actores encabezado por Johnny Depp (Sancho), Vanessa Paradis (Dulcinea) y Jean Rochefort (Quijote), pero una serie de incidentes durante el rodaje obligaron a cancelarlo (el estruendo de los aviones que sobrevolaban la zona complicaba el rodaje, y las lluvias torrenciales convirtieron el desierto en el que debía moverse el personaje de Miguel de Cervantes en un lodazal, destruyendo parte de los decorados, que no pudieron reemplazarse debido al ajustado presupuesto con el que trabajaba Gilliam).

En 2008, el director británico volvió a poner en marcha el proyecto con Robert Duvall como Don Quijote, pero tuvo que cancelarlo de nuevo por problemas de financiación.

Veremos si en esta ocasión tiene mejor fortuna.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: