MORLOCKONFIDENCIAL: FALLECE EL CARTELISTA MAC

El ilustrador Macario Gómez Quibus, popularmente conocido como Mac, autor de los emblemáticos carteles de películas como ‘Doctor Zhivago’, ‘La muerte tenía un precio’, ‘Psicosis’ ‘Ivanhoe’, ‘Quo Vadis’, ‘Los diez mandamientos’, ‘La gran familia’ o ‘Agente 007 contra el Dr. No’, ha fallecido este sábado a los 92 años.

Mac fue uno de los cartelistas cinematográficos más reconocidos del país, y a lo largo de su carrera de más de 30 años produjo más de 4.000 obras. Entre sus más famosas creaciones figuran los carteles de películas como ‘Casablanca’, ‘Un tranvía llamado deseo’, ‘El verdugo’, ‘El cochecito’, ‘Moulin Rouge’ ‘La tentación vive arriba’, ‘La momia’, ‘Carmen la de Ronda’, ‘El Cid’, ‘Desde Rusia con amor’,’ La muerte tenía un precio’ o ‘Primera plana’.

Nacido en Reus (Tarragona) en 1926, de una familia humilde de Huesca, cuando tenía solo 2 años, su padre murió en un accidente laboral y lo internaron en la Casa de la Caridad de la ciudad catalana, donde empezó a dibujar. En 1935 ingresó en la Escuela de Bellas Artes, hasta que el comienzo de la Guerra Civil truncó sus estudios. En 1946, con 20 años y viviendo ya en Barcelona con su madre, que había hallado trabajo en una portería, retomó los estudios y empezó a trabajar para el Estudio Gráfico Domínguez, que decoraba las fachadas de los cines de aquella familia, y realizando anuncios a pluma para la prensa.

A principios de los años 50 fue contratado por el estudio de diseño publicitario Esquema, de Martí Clavé y Picó, y allí dibujó la imagen de ‘Ivanhoe’, logrando la felicitación de la Metro Goldwyn Mayer, cuyos responsables europeos se desplazaron desde París para conocerle. En 1955 dejaba el estudio y empezaría a firmar sus obras como Mac.

Siguió ganándose una reputación en Hollywood cuando la Paramount le encargó el cartel más grande de ‘Los diez mandamientos’que se estrenó en 1956, ganándose la admiración de Charlton Heston, que quiso conocerle. Lo haría tres años más tarde, en Madrid y Mac le regaló un retrato especial del Moisés de la película, que el actor colgaría en su despacho. Kirk Douglas se hizo con el original de ‘Los justicieros del Oeste’. Fue desde entonces un artista independiente que trabajó con todas las distribuidoras estadounidenses de la época.

Aunque pudo aceptar ofertas para trabajar en París y Estados Unidos prefirió no dejar a su familia. Su último cartel fue para ‘El placer de matar’, de 1988.

En el 2012 el festival de Sitges estrenó el cortometraje ‘Un chico de portada’, dirigido por David Muñoz, que recorría su vida y su obra, explicada por el propio dibujante. En el 2013 fue nombrado miembro de honor de la Academia del Cine Catalán, y en el 2014 recibía la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya. Su obra ha sido expuesta en la Filmoteca Nacional en Madrid y en el cine Verdi de Barcelona.

 

1 Comentario
  1. Hace 2 meses
    Keler

    Carteles inolvidables y de muy alta calidad artística, d.e.p.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: