MORLOCKONFIDENCIAL: DISNEY SUPERA LA OFERTA DE COMCAST POR 21st Century Fox

A mediados de diciembre del año pasado, y tras varias semanas de rumores, parecía que por fin se haría oficial la compra por parte de Disney de la 21st Century Fox, por un total de 52.400 millones de dólares.

Pocos esperaban que el cierre de la compra se viera truncada por la aparición de un nuevo pujador, Comcast, que puso sobre la mesa una contra oferta de 65.000 millones de dólares.

Tras meses las negociaciones parecían haberse estancado, con especulaciones incluso por parte de un analista de la CNBC sobre un posible acuerdo entre Disney y Comcast para repartirse los activos de FOX, por el que Disney se haría con los estudios de cine y televisión y Comcast con Sky, la plataforma online por la que Comcast estaría decidida a adquirir 21th Century Fox. Según el analista, Disney igualaría la oferta de Comcast, y este agregará activos para apaciguar las preocupaciones fiscales de Rupert Murdock, el accionista mayoritario y propietario de FOX. Ante estos hechos, ambas empresas llegarían a un acuerdo para hacerse con sus respectivos intereses, por lo que ambas empresas saldrían ganando.

Sin embargo Disney parece decidida a hacerse con FOX y ha puesto sobre la mesa una oferta que destroza literalmente la de Comcast, ofreciendo 71.300 millones de dólares, un 10% más que su competidora.

Disney supera así con creces su primera oferta de 52.400 millones de dólares ofertados , entre efectivo y acciones. Según los informes, la nueva oferta de Disney es de 38 dólares por acción en efectivo y acciones, además de asumir 13,8 mil millones de dólares de la deuda neta de FOX, aumentando la transacción total a 85.100 millones de dólares.

El presidente y director ejecutivo de DisneyBob Iger, ha asegurado que esta compra es cuestión de interés para su negocio:

La adquisición de 21st Century Fox aportará un valor financiero significativo a los accionistas de ambas compañías, y después de seis meses de planificación de integración, estamos aún más entusiasmados y confiados en el ajuste estratégico de los activos y el talento en Fox. En un momento de cambio dinámico en la industria del entretenimiento, la combinación de la colección incomparable de negocios y franquicias de Disney y Fox nos permitirá crear contenido de alta calidad más atractivo, expandir nuestras ofertas directas al consumidor y presencia internacional, y ofrecer más experiencias de entretenimiento personalizadas y atractivas para satisfacer la creciente demanda de los consumidores en todo el mundo.

 

Aún queda por ver la respuesta de Comcast y si estarían dispuestos a hacer una nueva contra oferta, pero de confirmarse la compra Disney, la compañía del ratón se haría con los derechos sobre los estudios de cine y televisión de FOX, además de con el canal National Geographic y FX, incluyendo así las participaciones de FOX en Star India, Hulu y en Sky, aunque el clan Murdoch mantendría Fox 53, entre otras marcas.

Disney se haría también con los derechos sobre franquicias como Alien, Predator, La jungla de cristal(Die Hard), Solo en casa o El Planeta de los Simios;

sobre las películas del extenso catálogo de Fox, con títulos como Avatar, Noche en el museo, Independence Day y también de la trilogía original de Star Wars, de la que Disney podría ahora hacer ediciones especiales y relanzamientos cinematográficos;

sobre series de animación como The Simpsons o Family Guy;

y sobre series como The Orville, Expediente X (The X-Files), Prison Break, 24, Bones, Empire , Modern Family, The Shield, Fargo, Louie, American Crime Story, American Horror Story, Sons of Anarchy y The Americans.

Uno de los movimientos más importantes de esta compra sería el nuevo dominio de Disney sobre uno de sus competidoras más importantes en el streaming, ya que a partir de la adquisición de Fox, Disney es propietaria del 60% de la plataforma Hulu (Fox tenía un 30%), responsable de series como The Handmaid’s Tale. Disney ya había anunciado en 2019 lanzará una plataforma de contenido propio con la que competir con Netflix.

Sin embargo, esta compra no tendría efectos inmediatos ya que, según informa la revista Variety, los principales representantes del partido demócrata dentro de los subcomités antimonopolio del Senado y la Cámara de Representantes, habrían solicitado varias audiencias para investigar la adquisición de gran parte de la infraestructura de FOX por parte de Disney.

Por su parte Robert Iger, CEO de Disney, ha alegado que está fusión sería muy beneficiosa para los consumidores, pues gracias a esto su compañía podrá crear un nuevo servicio de streaming que compita con Netflix y Amazon. Por lo que de momento 21th Century Fox seguiría operando de forma  independiente y ajena a los planes de sus nuevos dueños

Si bien es cierto que la fusión no necesita de la aprobación del Congreso se rumorea que el Departamento de Justicia estaría revisando el caso, por lo que ambas compañías estiman que habría que esperar al menos 12 o 18 meses para obtener el visto bueno y terminar los restantes aspectos legales del acuerdo.

Pero una de las grandes preguntas que se hacen los aficionados es ¿Qué ocurrirá ahora con Deadpool, Los Cuatro Fantásticos y los X-Men? ¿Pasarán a formar parte del Universo Cinematográfico de Marvel?

Según unas declaraciones que hizo el año pasado Bob Iger, CEO de Disney, el responsable de tomar esta decisión sería Kevin Feige, presidente de Marvel Studios:

Con 20th Century Fox tenemos la oportunidad de ampliar unas franquicias icónicas para las nuevas generaciones de fans de todo el mundo, tal y como hemos hecho con Marvel y con Star Wars. Queremos expandir también el UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) para incluir a Deadpool, a los X-Men y a los Cuatro Fantásticos, y reunir además todas las películas de Star Wars bajo un mismo techo, lo que abre nuevas posibilidades para esta franquicia (…) A Kevin Feige se le preguntará: ¿Deseas continuar estos caminos de desarrollo?

A juzgar por estas declaraciones, la idea de Disney pasa por unir a los personajes dentro del mismo universo, aunque sea a medio plazo.,

¿Debería ser esta compra motivo de alegría o deberíamos estar preocupados?

Son muchos los que apuntan a que con Disney y el control de la compañía, se perderá la libertad creativa que ha permitido que en los últimos años tengamos películas como Deadpool y Logan, muy alejadas del “espíritu Disney” dada su calificación para mayores de edad.

Sin embargo, al tiempo que producía éstas películas, Fox nos ha “deleitado” con horrores como Fant4stic o X-Men Orígenes Lobezno, demostrando un total desconocimiento del material con el que trabajan, algo que sin duda no pasaría con Marvel Studio. De hecho la propia adquisión de Marvel por parte de Disney, que también levantó muchos recelos, y ni ha acabado siendo el apocalipsis ñoño y edulcorado que muchos anunciaban ni las películas de Marvel Studios se han llenado de animalitos que cantan.

Igualmente la adquisición de Lucasfilm hizo a muchos temer un terrible destino a la franquicia Star Wars, pero desde que Disney se hizo con sus derechos hemos tenido una película del Universo Star Wars cada año (y de hecho con solo las 3 primeras películas ya ha rentabilizado su multimillonaria compra). Y aunque estas nuevas películas han tenido una dispar acogida por parte de crítica y público, los más críticos olvidan de dónde veníamos, de los también muy polémicos episodios I, II y III, que nos trajo el propio George Lucas, quién en su momento fue acusado de traicionar su propia obra solo por vender merchandising, justo de lo que muchos acusan a Disney.

¿Mantendría Disney un férreo control sobre estos productos o permitirá a Fox mantener cierta autonomía?  ¿Conseguiremos ver al fin una película digna de Los Cuatro Fantásticos a costa de perder productos como Deadpool o Logan?

A día de hoy solo podemos especular, sobre todo por aún desconocemos la respuesta de Comcast, pero estaremos encantados de leer vuestra opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: