LOS OTROS HOBBITS (III)

Hoy en LOS OTROS HOBBITS (III) terminamos con nuestro repaso por las versiones cinematográficas y televisivas que se hicieron de la novela de J.R.R. Tolkien anteriores a la que en la actualidad rueda Peter Jackson.
Y lo hacemos a lo grande, con las dos versiones más bizarras que jamás se nos hubieran pasado por la imaginación.

EL HOBBIT SOVIÉTICO

En 1985, la Unión Soviética rendía su particular homenaje a la obra de J.R.R. Tolkien y en un canal de la televisión de Leningrado salía al aire Сказочное путешествие мистера Бильбо Беггинса Хоббита, El Viaje de Cuento de Hadas de Mr. Bilbo Bolsón, El Hobbit, bajo la dirección de Vladimir Latischeff.
Se trataba de un episodio del programa de televisión Cuento a Cuento que, sin licencia ni permiso alguno, realizó esta versión tan…particular de El Hobbit.los-otros-hobbits-III-01
La verdad es que, pese a nuestra natural simpatía por los productos que suplen su falta de presupuesto con imaginación y ganas, en este caso nos encontramos con un producto difícil de defender. Malas actuaciones, bajísimo presupuesto, marionetas y una absoluta falta de vergüenza que deja al espectador estupefacto mientras su cerebro intenta asimilar lo que se muestra ante sus ojos. Y como podréis imaginar, el respeto por el texto original de El Hobbit es nulo. La obra es condensada en una hora, y se omiten pasajes enteros, dejando fuera los trolls, a Beorn, o a Elrond, y la parte que no omiten es ciertamente mala, con decorados de saldo, barbas postizas, números musicales infames, y situaciones cada vez más increíbles.
¡Y no os perdáis ese Smaug marioneta!


EL HOBBIT FINLANDÉS

En 1993, se estrenaba en Finlandia una miniserie titulada  Hobitit, que mezclaba las historias de El Hobbit y El Señor de los Anillos (mucho más de El Señor de los Anillos que de El Hobbit, la verdad) durante nueve episodios de media hora de duración cada uno.
Pero su versión de los hobbits era completamente diferente de las que ahora conocemos y los efectos especiales, aunque destacados para la época (o al menos en Finlandia) causan más risa que asombro.los-otros-hobbits-III-02

Curiosamente el lenguaje finlandés tiene una sonoridad que  pega muy bien con el sonido de la Tierra Media, pero con esta salvedad, desde el maquillaje de Gollum a la forma de contar la historia es realmente inenarrable. La historia está narrada por un Sam ya anciano, cuyo plano se aguanta durante muchos, demasiados minutos, sin ninguna justificación narrativa, lo que nos lleva a pensar que se debe a la falta de presupuesto, que hace que la cámara se quede quieta la mayor parte del tiempo, para no moverse del escenario, aunque a veces introducen un efecto de croma con efectos lamentables, como todos los efectos especiales en general.
Por si fuera poco, todos los personajes, ya sean hobbits, humanos, elfos o enanos, son de la misma estatura, y las actuaciones dejan mucho que desear (¡Salvo el caso de Gollum, que es bastante buena!).
En definitiva, una curiosidad que quizás despertaría nuestro interés de no ser tan rematadamente mala y aburrida.
Os dejamos aquí una muestra, para los más valientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: