LEYENDAS URBANAS REVELADAS DEL CINE Y LA TELEVISIÓN (XV)

Seguimos con nuestra sección LEYENDAS URBANAS REVELADAS DEL CINE Y LA TELEVISIÓN, dedicada, como sabéis, a confirmar o desmentir todos esos rumores y leyendas urbanas que rodean al mundillo de la pequeña y gran pantalla, cuyos casos seleccionamos de la web CBR entre otras.

Y empezamos resolviendo el caso que os propusimos en nuestra anterior entrega:

En “Superman Returns” utilizaron CGI para reducir el tamaño de la entrepierna de Brandon Routh cuando llevaba su traje de Superman.

Cuando se habla de los efectos especiales en películas, lo habitual es pensar en emocionantes secuencias de acción o en criaturas fantásticas que interactúan con los actores humanos. Sin embargo, a menudo hay efectos especiales mucho más pequeños que pasan desapercibidos, a menos que se busquen expresamente. Un ejemplo famoso es la secuencia de la película Gladiador, de Ridley Scott, en la que el director utilizó imágenes generadas por ordenador (CGI) para insertar material antiguo del actor Oliver Reed, que había fallecido durante el rodaje. Incluso en películas más antiguas se utilizaban efectos especiales dentro de sus posibilidades técnicas, por ejemplo, en el western clásico Shane (que se tituló Raíces profundas, en España),en la que el director George Stevens trucó algunas imágenes porque Jack Palance no pudo montar correctamente un caballo.
Hay una leyenda urbana que cuenta que el director Bryan Singer también utilizó efectos especiales de una manera inusual durante la edición de Superman Returns, de 2006. La leyenda afirma que la zona de la entrepierna del traje del protagonista, Brandon Routh, llamaba tanto la atención que Singer tuvo que utilizar CGI para reducir su tamaño. Pero ¿Es cierta esa leyenda?

La entrepierna de Superman siempre ha sido un problema para los cineastas, ya que requieren que los actores vistan trajes muy ajustados. En la película original de Christopher Reeve, Superman, la diseñadora de vestuario, Yvonne Blake estaba atrapado entre el estudio (que quería que le pusiera un suspensorio que aplanara el área de la entrepierna tanto como fuera posible) y los productores Alexander Salkind e Ilya Salkind, quienes insistieron en que el hombre de acero debía ser representado con un físico sobrehumano en todas las partes en su cuerpo. Ilya Salkind, en particular, decía, “¡O la tiene grande, o no tiene nada!”. LEYENDAS-URBANAS-REVELADAS-DEL-CINE-Y-LA-TELEVISIÓN-XV-02

Blake terminó dando con un suspensorio de metal que le permitió llegar a un término medio, y que también dio lugar a algunas situaciones divertidas durante el rodaje, como contaba la co-protagonista, Margot Kidder (que interpretó a Lois Lane en la película), según la cual a veces, cuando Lee caminaba, se escuchaba el “ding-ding-ding” que producía el suspensorio metálico, situación que acabó con la paciencia del actor.

Cuando Routh sustituyó a Reeve como el nuevo Superman, esas mismas preocupaciones se mantuvieron. La diseñadora de vestuario de Superman Returns, Louise Mingenbach, habló sobre el problema para la revista Newsweek:

“Una vez que el ceñido traje de Superman fue diseñado – hecho por un ordenador para que se ajustara perfectamente al físico de Routh – el actor no podía ganar o perder una libra de peso hasta que el rodaje hubiera terminado. Había un montón de rumores en Internet sobre el traje, de que era demasiado oscuro, o de que la “S” era demasiado pequeña. Pero el mayor problema para el estudio, de acuerdo con la diseñadora de vestuario Louise Mingenbach, estaba en el cuerpo de Superman. O, más específicamente, en su entrepierna.
‘Hubo más discusiones acerca del ” paquete “de Superman que de cualquier otra cosa ‘, dice, riendo. ‘¿Era demasiado grande? ¿No era lo suficientemente grande? ¿Era demasiado puntiagudo? ¿Demasiado redondeado? Alguien estuvo alrededor de un mes trabajando solo en distintas formas de suspensorio. Era una locura.‘ ¿Y el veredicto final? ‘No es grande’, dice, y se ríe de nuevo. ‘Niños de diez años de edad van a ver esta película.’”

Así que era un suspensorio lo que mantenía “las cosas en su sitio”, como aparecían en pantalla, y no un efecto digital.

El propio Singer habló sobre esta leyenda urbana en una entrevista para The Globe and Mail, poco antes del estreno de la película en Estados Unidos:
“Puedo asegurar que no es el caso. Si gastamos dinero en alterar digitalmente cada imagen de, uh [pausa larga] de la entrepierna de Brandon, de Superman,. . . no sería un dinero bien gastado.
Lo cierto es. . . que el diseño del traje, el diseño inicial, que no se cambió una vez que empezó el rodaje, provocó un montón de conversaciones sobre el ‘paquete’. Porque por un lado, se espera que el personaje tenga un poco de sentido de la modestia, y por otro, es Superman. Pero eso fue todo. “LEYENDAS-URBANAS-REVELADAS-DEL-CINE-Y-LA-TELEVISIÓN-XV-01

Así que debemos concluir que esta leyenda urbana es FALSA.
Y terminamos proponiéndoos un nuevo caso:

La máscara utilizada en “Scream” fue encontrada en una casa abandonada durante la búsqueda de localizaciones para la película.

ghostface1-300x402
La respuesta, como siempre, en nuestra próxima entrega de LEYENDAS URBANAS REVELADAS DEL CINE Y LA TELEVISIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: