EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, EL COMIC

Resulta curioso que una obra tan conocida como El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien, precursora de todo un género literario (el de “Espada y Brujería”, también llamado “Fantasía Heroica”), y que con tanto éxito ha sido llevada no hace tanto al cine (al menos en lo que concierne a la trilogía rodada por Peter Jackson, hay otra versiones que tuvieron una pésima factura y una peor acogida, como ya vimos en este mismo blog), no haya tenido más adaptaciones al comic.

Esta ausencia en el noveno arte es compartida con su “hermano pequeño”, El Hobbit, de cuya única adaptación (hasta el momento), de 1989 y obra de Charles “Chuck” Dixon en los guiones junto a Sean Deming, y acompañados por los dibujos de David Wenzel, también hemos hablado en este blog.

Y es que los derechos sobre la obra de Tolkien siempre han sido muy esquivos y difíciles de conseguir, al ser guardados con gran celo por sus herederos, para los que siempre han primado el respeto a la obra del gran autor británico sobre los beneficios económicos que podría aportarles su comercialización.
Aún así, existe una adaptación al comic de El Señor de los Anillos, aunque no del libro, sino de la adaptación cinematográfica que dirigió Ralph Bakshi en 1978, una película animada que también hemos comentado en este blog.

El-Señor-De-Los-Anillos-01El Señor de los Anillos, el comic, fue obra del escritor italiano Nicola Cuti y el dibujante español Luis Bermejo.
Como ya hemos dicho, este comic era una adaptación libre de la película animada de Bakshi. Cuti y Bermejo trabajaron sobre el diseño gráfico de la película, pero introducen pasajes que no recoge el film e incluso cambian el orden de algunas escenas.
Así, por ejemplo, la película de Bakshi acababa con los protagonistas en el Abismo de Helm y el comic con Frodo, Sam y Gollum frente a La Puerta de Mordor.

El comic, como la película, quedó inconcluso, y en los tres volúmenes que la componen se recoge La Comunidad del Anillo y se queda en la mitad de Las Dos Torres, con Aragorn, Gandalf y el rey Theoden triunfantes tras la Batalla del Abismo de Helm y, como ya hemos dicho, Frodo, Sam y Gollum ante La Puerta de Mordor, habiéndose omitido el encuentro con Ella-Laraña.

El Señor de los Anillos se editó entre 1979 y 1981 en varios países europeos, primero en Italia y luego en España, Finlandia, Países Bajos, Alemania, Dinamarca y Suecia, entre otros, pero no llegó a publicarse fuera de Europa por un problema de derechos. De hecho la mayoría fueron editados en Italia, aunque estuvieran en otros idiomas, salvo en inglés, idioma en el que no llegó a ser editado, siendo este comic el único oficial y autorizado por Tolkien Enterprises, de El Señor de los Anillos, como se recoge en la página Tolkien Library.

En España, El Señor de los Anillos fue editado por la desaparecida editorial Toutain, que, gracias a su relación con Warren Publishing, poseedora de los derechos para hacer el comic, medió para que el dibujo corriera a cargo de Luis Bermejo.
Esta edición de Toutain, en tres álbumes de 52 páginas,  salió a la venta entre 1979 y 1980, al precio de 200 pesetas.El-Señor-De-Los-Anillos-02

Desgraciadamente tampoco tuvo ninguna reedición, por lo que es bastante complicado de conseguir.

En cuanto al comic en sí, un simple vistazo basta para ver que su estilo, tanto narrativa como gráficamente, es muy típico de la época, un momento en el que el género de Espada y Brujería buscaba su sitio en el mercado europeo.
De hecho, Bermejo debió quedar muy satisfecho con su trabajo, ya que su siguiente producción fue Los Ocho Anillos de Elibarín, también del género de “Espada y Brujeria”, con guión de Antonio Segura y editado por A. G. Vázquez, en 1981.

Así que ya sabéis, si por casualidad os encontráis este comic de El Señor de los Anillos en un mercadillo o en una librería de segunda mano, no lo dudéis y compradlo, porque tendréis en vuestras manos una rara y excepcional joya.El-Señor-De-Los-Anillos-03

1 Comentario
  1. Hace 3 años
    Manuel

    Lo tengo. Los tres volúmenes. Y me gusta mucho más que el bodrio de Jackson.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *