‘CHAOS ON THE BRIDGE’ O COMO GENE RODDENBERRY CASI ACABA CON ‘STAR TREK TNG’

Hoy vamos a hacer una reseña curiosa, ya que no se trata de una de las reseñas habituales que os solemos ofrecer en Memorias de un Morlock, sobre un libro, de un cómic, un juego de rol, etc. Hoy reseñamos “Chaos On The Bridge”, un nuevo documental sobre Star Trek, presentado, guionizado y dirigido por William Shatner.
Que William Shatner, el eterno Capitán James T. Kirk de la mítica serie original, presente un documental sobre Star Trek no es nada nuevo, más bien al contrario.
Pero el nuevo documental de Shatner amenaza con socavar la imagen de otro mito cuyo nombre es inseparable al de Star Trek: Gene Roddenberry (1921-1991), el creador de la serie.

CHAOS-ON-THE-BRIDGE-02
Este nuevo documental, titulado “Chaos On The Bridge” (Caos en el puente), se adentra en los primer os años de Star Trek: The Next Generation, algo que, en principio, tampoco tiene nada de novedoso y que ya se ha tratado tanto en libros como en los propios extras que acompañan los DVD / Blu-ray de la serie.

¿Por qué destacamos entonces este documental? ¿Qué ofrece de nuevo?

CHAOS-ON-THE-BRIDGE-01En “Chaos On The Bridge”, William Shatner ha contado con los testimonios de gente como el productor Jeffrey Katzenberg (que fue el encargado de “revivir” la franquicia con la primera película, ‘Star Trek: The Motion Picture’, en 1979) y John Pike, el entonces Presidente de Paramount Network Television, que se han mostrado sorprendentemente francos con Shatner, revelando datos hasta ahora desconocidos sobre la producción de la serie “Star Trek: The Next Generation”.

Básicamente, “Chaos On The Bridge” trata sobre la participación de Roddenberry en la producción de TNG, y en como su presencia supuso un lastre que amenazó la misma existencia de la serie, algo que, a lo largo del documental, confirman casi todas las personas que estuvieron involucradas en el proyecto.
La imagen que se ofrece de Gene Roddenberry en el documental es la de un hombre enojado y amargado tras años de vanos intentos de revivir su obra tras la cancelación de la serie original en 1969. Roddenberry, según todas las fuentes que consulta Shatner, había desarrollado un ego enorme a lo largo de tantos años de ir como invitado a convenciones y campus universitarios para hablar ante multitudes de seguidores que adoraban, y se había empezado a creer la imagen que de él se había creado como visionario que señaló el camino que debía seguir la raza humana para llegar al futuro utópico que mostraba en su serie.

Una de las sorprendentes revelaciones de “Chaos On The Bridge” es que Roddenberry en realidad ni siquiera quería hacer una nueva serie de Star Trek. Se había resistido a la idea durante años, a raíz de que se diera carpetazo a su proyecto de ‘Phase Two’, en la década de 1970. Y no fue hasta que, en 1986, Paramount empezó a hacer planes serios para hacer una nueva serie de Star Trek sin contar con la participación de Roddenberry, que él se asustó y exigió estar involucrado en el proyecto como productor, pese a que había estado planeando retirarse oficialmente en un par de meses.CHAOS-ON-THE-BRIDGE-03

El principal motivo de fricción durante la producción de la serie se debió a que Roddenberry dependía cada vez más de su abogado, Leonard Maizlish, que consiguió volver en su contra tanto a los ejecutivos del estudio como a los creativos de la serie. Maizlish era conocido por ser una persona de carácter muy difícil, y trató de controlar la dirección creativa de los guionista, a los que les eran devueltos sus guiones corregidos supuestamente por Roddenberry, hasta que descubrieron que la letra con la que se escribían esas correcciones era la del propio Maizlish.
Incluso después de que los guionistas denunciaran esta intrusión y consiguieran que la Paramount prohibiera a Maizlish entrar en los estudios, éste se coló y trató de espiar su trabajo entrando en sus ordenadores mientras estaban en el almuerzo.
De sus enfrentamientos con Maizlish hablan desde el propio John Pike, quién durante una acalorada discusión con Maizlish, y al ver que éste se agarraba el pecho, como si fuera a tener un infarto,  llegó a gritarle ‘¡Espero que te mueras!’, a guionistas como David Gerrold, que recuerda fantasear con empujarlo por una ventana.

La combinación de las injerencias de Gene Roddenberry y su odiado abogado provocaron enfrentamientos con los guionistas, los productores y el propio estudio, que en más de una ocasión estuvieron a punto de acabar en la cancelación de la serie antes incluso de su estreno.
A lo largo del documental se nos revelan detalles que explican por qué las dos primeras temporadas de la serie fueron tan irregulares en cuanto a la calidad de los episodios y sus argumentos, y que ya supondréis a estas alturas que se debían a la intromisión de Roddenberry.

Pero una de las cosas que más nos sorprenden es como William Shatner, que trabajó durante años con Gene Roddenberry, no muestra la menor piedad a la hora de diseccionar la personalidad de su ex-jefe y mostrarnos el retrato de un hombre que estaba perdiendo el control de su propia creación y cuyos ideales utópicos se habían vuelto demasiado difíciles de manejar como para permitir una buena narración.

CHAOS-ON-THE-BRIDGE-04En resumen, “Chaos On The Bridge” nos ofrece lo que en principio parece solo una nueva revisión de lo que supuso el proyecto de Star Trek: The Next Generation”, pero que al final resulta ser una despiadada humanización de todo un mito, al que vemos caer ante nuestros ojos desde el pedestal al que generaciones de trekkies le habían subido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *